19 February 2008

En defensa de la infografía

estadio-alianz-arena1.jpg

Me considero un fanático de las infografías y admirador de quienes pueden resumir graficamente un hecho histórico, policial o deportivo o valerse de dibujos para explicar con la habilidad de un reportero, por ejemplo, cómo se realiza un by pass, cuántos litros de cerveza consume cada país al año o la revolución cubana.
Hace unos días publicamos extractos de la tesis de Javier Errea, presidente del capítulo español de la Society for News Design y responsable de los premios de infografía Malofiej, que pronunció una frase contundente: “La infografía salvará al periodismo”.

Maxi Tomas, que es un tipo de letras, defenestró a Errea en su blog con un escueto párrafo que cierra así: “Textos, muchachos, lo que a hay que darle a los lectores son textos bien escritos”. Como si alguien hubiese sostenido lo contrario. Como si le dieran al lector milanesas con papas fritas pero sin que se esté permitido ofrecerle otros platos. En el post de MT intenté una defensa de la infografía como recurso valioso pero quedé en soledad frente a semejante patota literaria, que sostuvo cosas como que las infografías subestiman a los lectores y los tratan de idiotas o con ánimo de elevar a los textos “bien escritos” por sobre los gráficos hechos “para lectores vagos que no leen”. El reduccionismo facilogno de poner a las infografías como primeras hermanas de la TV para caer en el lugar común de imágenes vs. textos.

Se me ocurrió entonces llamar al amigo Norberto Baruch, un experto en el tema infografías que pasó por los diarios argentinos Clarín, Página/12, La Razón y La Nación, como periodista, ilustrador, director de arte e infógrafo. Desde su blog Visualmente, viene desde hace ya un par de años difundiendo a los mejores infógrafos del mundo. Y para eBlog, escribió esto:

La infografía del chivo


Cuando se discute si la infografía salvará a los diarios, qué es lo que realmente se discute. Para empezar por el principio sería bueno identificar a quiénes discuten. Supuestamente, de un lado y del otro, atrincherados, se ubican los periodistas y los otros. En el grupo de los otros se ubican, con distinta suerte, los fotógrafos, los diseñadores, los ilustradores y los infógrafos.
Por alguna razón extraña, dentro de los periódicos, sólo los periodistas se han convertido en únicos depositarios de algo parecido a la verdad y como elegidos de tal designio son los únicos capaces de poder reconstruirla. Esta recreación del mito de la caverna de Platón se encuentra hoy bastante desvalorizada. Por eso, los periódicos necesitan ser salvados.
Cuando el periodista se encuentra más tentado por escribir a favor de un producto que ha mostrado su bondad en la pauta pactada, que en la descripción de algún hecho sin mucha inversión, la prensa empieza a sangrar. Pero aún así los fotógrafos, los diseñadores, los ilustradores y los infógrafos deben enfrentar la dictadura de la palabra, a pesar de estar completamente vacía de contenido. En cierta forma los fotógrafos, los diseñadores, los ilustradores y los infógrafos han ayudado para que esto, el periódico, continúe siendo lo que es: un soporte impreso para acompañar alegremente a la publicidad.
Pero, ¿cómo las víctimas terminan ayudando a su victimario? Por ejemplo, cuando la infografía asume un rol que consiste en ser un tapa agujeros, ya que no hay una fotografía o una ilustración para la página. Esos tapadores de baches editoriales son los infógrafos que se ven como simples pasadores de información, sin criterio propio ni espíritu crítico, y mucho menos, periodístico.

Pero también la fotografía puede ser complice de la dictadura del Word. Ella ha tenido mucho que ver en semejante autoritarismo de la palabra, con encuadres más parecidos al requerido por el carnet de club de barrio, que a un reportaje fotográfico. Y no nos olvidemos de los ilustradores que trabajan en las editoriales de diarios. La ilustración también tiene lo suyo, cuando los artistas se preocupan por caerle simpático al redactor para poder publicar una imagen tan linda como vacía. Si a eso le sumamos el trabajo de los nuevos diseñadores del Indesign, que no leen lo que maquetan, la mesa está servida para los que escriben.
Pero las dictaduras, históricamente, de tan soberbias que han sido, han sabido cometer graves errores. Hoy la publicidad escondida en textos periodísticos (el famoso logo de Movistar comenzando un título en un diario deportivo español, una doble página central de un suplemento deportivo con texto figurado porque una cerveza así lo requería, etc.) son atrocidades textuales.
Entonces, la pregunta cambia y ahora es quién salvará a los diarios de su muerte anunciada. Juguemos un poco y demos opciones de simple recordación visual para que nuestros lectores puedan contestar rápido. Los salvará:
a) La infografía
b) Los periodistas
Me inclino por la opción de la infografía. Nunca he visto a un grupo de profesionales con intenciones de sancionar una pieza editorial cuyo contenido pretendía sostener cierto interés periodístico, mientras ocultaba en realidad el interés comercial del periódico. Pero si vi esa sanción en un concurso sobre infografía que organizaba la Society For News Design. Una excelente infografía sobre el Nascar norteamericano fue descalificada por los jueces, ya que contenía el logo de la empresa que hacía el software con el que se había hecho el dibujo en 3D. La polémica la publicamos en VisualMente.
Todos hemos dejado la responsabilidad de los diarios en manos de los periodistas. Pero cuando el principal capital de los periódicos vale menos que el precio de tapa, la cosa se complica. En esta discusión, los términos están equivocados. Es bueno que los periodistas sepan escribir, pero más importante es que sepan decir algo parecido a la verdad. Las maestrías de periodismo que dan esos mismo diarios poco se interesan en otros géneros periodísticos como son las infografías. Pero lo más problemático es que sólo se preocupen porque esten al día con la cuota, para subir a la redacción.
Si entendemos a la infografía como dibujitos y al periodismo como chivo, los periódicos no necesitarán que nadie los salve. Ya serán papel barato para sostener la caja con las piedritas de los gatos.

Norberto Baruch

Y de regalo, acá dejo varias infografías para que coleccionen, repartan y disfruten. Para verlas a buen tamaño hay que hacer click sobre las imágenes:

estadio-alianz-arena.gifmachu2grande.jpgserra3_grande.jpg
houdinig.jpgobeliscog.jpgvinogrande.jpg manu1grande.jpg

Links:
Varias infografías
¿Qué es infografía?
Infografistas

Leer Más

16 thoughts on “En defensa de la infografía

  1. Silvia

    “Un diario se hace con noticias”, me enseñó HRG.
    Y las noticias las generan periodistas, supuestamente…

    Si una infografía informa, ¿cuál es su pecado? Es de necio discutirle su valor.

    Ahí, están los jeróglificos egipcios, sobrevivientes a los tiempos.

    Como les dijo Napoleón a sus soldados al llegar: “¡Soldados, 40 siglos os contemplan!”.

  2. J.P.

    Lalo, ¿habrá forma de conseguir la infografía de Houdini a tamaño completo? o sea que cuando la agrande se vean los textos (porque en el máximo tamaño que logro al darle click y hacer zoom no se leen).

    Es para los lectores del blog :) (por supuesto que con los créditos apropiados, etc.)

  3. Pingback: Blog Clippings » eCuaderno

  4. AEZ

    Tal vez hubiera sido mejor que Norberto creara una infografía para explicar su posición, en lugar de un texto de más de 700 palabras.

  5. Carlos Granier-Phelps

    Lalo, excelente esto de las infografías. Siempre me han gustado mucho y me parece que son una buena mezcla de imágenes y palabras.

    ¿Si una imagen vale mas que 1000 palabras, cuánto vale una imagen anotada?

    Recomiendo el trabajo de Edward Tufte para los interesados en el tema (http://www.edwardtufte.com/).

  6. Natanael Amenábar

    Me hace acordar a una discusión que surgió cuando Clarín incluyó en su colección de novelas argentinas a El Eternauta, elevándola de rango, poniéndola a la altura de “Una novela que comienza” de Macedonio o “Rayuela” de Cortázar. Habrá algunos que creen que es menor, los escritores generalmente. Lo mismo puede pasar con la infografía. Poco me importa qué opinan los periodistas sobre esto, si a la gente le gusta. En una época Lucas Varela hacía una infografías para Viva que eran un puema. Recuerdo una de Tintín, de Hergé, fantástica.

  7. lazarillomochilero

    Son muy ûtiles, pero como todo recurso en exceso puede pecar de vacío, fácil, y visualmente cansador. Un ejemplo son las de Clarin que, salvo los ûltimos tiempos, suelen ser en su mayoría infografías para lectores de Billiken, haciendo dibujitos de cosas tan elementales que me dan mucha gracia !

  8. Javier

    La incorporación de la imagen como un elemento cargado de valor y contenido (la infografía, bien construída, es buena representante de esto), y no solo como un recurso vacío de contenido que solo se utiliza para que un mar de palabras no nos ahogue, va a ser fundamental en los próximos años para el proceso de evolución del periodismo gráfico. Porque todos evolucionamos, o no?

  9. Pablo

    Baruch construye un muñeco de paja del periodista chiuvero, sanguchero y corrupto y le contrapone un ejemplo de un concurso de infografías, haciéndose el ganso ante los miles de ejemplos de periodistas con todas las letras que se jugaron los puestos y hasta la vida por la ética de su trabajo. Es fácil dibujar una caricatura grotesca del otro para pelearse. Porque todo muy bien con las infografías de enciclopedia ilustrada (otro género interesante), pero todavía estoy esperando ver cualquier ejemplo que les llegue a los talones en un diario local, de hecho todavía estoy esperando ver algo máselaborado que los mapas con llamadas o los gráficos de torta que saca Clarín.
    Es un recurso más. Es bueno en buenas manos, excelente en manos excepcionales, mediocre en la mayoría de los casos. Como el texto periodístico, bah: depende de qué, quién y cómo. Pero si esa es la bala de plata, mejor que renueven el arsenal.
    Los diarios intentan “salvarse” con recursos para atraer a los no-lectores y no entienden que llenarlos de imágenes y texto corto va a terminar acabando con el diferencial: si los diarios terminan siendo como los medios electrónicos, la gente se va a ir gratis a los medios electrónicos. Si no se diferencian y siguen por el camino de “si no puedes vencerlos únete a ellos”, están echándole nafta al incendio que tienen debajo de los pies.

  10. anonimo por conviccion

    plantear los terminos del debate, una vez mas, entre malos (periodistas?) y buenos (disenadores y/o infografos y/o visuales) es no solo una insulto a la inteligencia sino una reduccion inaceptable de lo que es una redaccion. parapetarse en la argumentacion detras de meeallitas de papel picado como son los cargos, premios y o supuestos trabajos como dudoso aval de nada, es entre otras cosas la muestra que no se sostiene la argumentacion con solidez y
    que solo se apela, como siempre ha hecho baruch, a golpear la mesa pidiendo que miremos que grande es su ombligo, pero de trabajar, no eso es para los giles periodistas. leandro, creo que tenes el liston de la calidad mas caido que calzon de puta, hermano, si sos periodista y tenes un miligramo de eso en la sangre no podes postear tremenda pelotudez, generalizadora, insultante de una profesion que baruch NUNCA no solo ejercio sino que no profesa, ese decir cuantas guardias hizo el imbecil este, cunatas veces lo despertaron a las 2 de la manana para ir a cubrir una nota de policiales o cuantas veces puso sus pieceitos de infografo mediocre en la mierda de una villa miseria para ir a cubrir a las 9 de la manana una nota?? lenadro dejate de joder estas avalando con la publicacion de tremenada boludez a un mediocre e imbecil. me podes decir cual es la altura moral de este sujeto apra decir las cosas que dice. si, nadie esta vacunado a decir una pelotudez, lo pero es decirlo en voz alta, con enfasis y publicarlo en un blog como este.
    si los baruch y los tipos que lo avalan como vos, son el “paradigma” del periodismo, mejor dedicarse a hacer ikebanas

  11. BELARA

    No te calentes “anonimo por conviccion ” nuestras guardias y todo el combo con que construimos nuestro humilde derrotero de periodistas se lo vamos a poder contra a nuestros nietos, y ellos entre resignados y asombrados van a escucharnos mientras aprietan el botoncito que le trae a su ordenador la guardia hecha por el satelite que le dio la empresa para que no se mueva de su casa.
    Es verdad, son herramientas que pueden ser criticadas o amadas, pero vos , querido amigo,permitime que te llame asi,sabes perfectamente que todo lo que enumeras no se reemplaza con nada.
    Ahora si queres descargarte, te invito a una radio o canal donde trabajo y juntos hacemos al mejor estilo el club de la pelea un ataque contra las maquinitas y ja, vamos a ver que dicen , que muestran, que escriben.
    Ademas si te conforma pensa el odio que no deben haber tenido a nosotros los que inventaron la imprenta.
    seamos buenos,la noticia esta en otro lado y llora su abandono.

  12. Pingback: La infografía y el futuro del periodismo | eBlog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>