25 June 2008

Maradona y el Mundial ´78

Con apenas 17 años, Diego Maradona estuvo a punto de integrar el plantel argentino del Mundial ´78. Si César Luis Menotti no lo hubiese excluído pocos días antes, se hubiese convertido en el debutante argentino más joven en la historia de los mundiales. Esta foto es una de las pocas de Diego durante aquella etapa previa, ya que si bien era un chico que la rompía en su club Argentinos Juniors, todavía la prensa no le dedicaba mucha atención. Era un plantel repleto de grandes ídolos: Kempes, Passarella, Gallego, Bertoni, Fillol, Alonso, Tarantini, Houseman, etc. En la foto se lo ve detrás de Menotti el día que el dictador Emilio Eduardo Massera fue de visita a la concentración. Fue el mismo día que Menotti eligió a los tres jugadores que no iban al Mundial. Uno de ellos fue Diego.

maradona78.jpg

Copio a continuación el fragmento de mi libro “Vivir en los medios” (Marea, 2006) dedicado a la exclusión de Maradona:

La frustración

Después del prometedor debut frente a Hungría, Maradona no volvió a integrar la Selección mayor y se dedicó a jugar para su club y para el juvenil argentino. El 15 de febrero de 1978, Menotti convocó a 40 jugadores que integrarían el plantel que jugaría en junio el XI Campeonato Mundial de Fútbol de la FIFA en la Argentina. Maradona fue uno de los convocados y a pesar de ser el más joven del plantel, tenía grandes esperanzas de quedar en la lista definitiva de 22 jugadores. Durante los partidos de preparación, los medios debatían quién sería el número diez titular. El 15 de abril, la Argentina enfrentó a Irlanda y Clarín tituló “Vuelve Maradona y no juega Alonso”.

El jugador de River todavía no había sido convocado, a pesar de la presión de la gente y el periodismo. Menotti aclaró que “la inclusión de Maradona en este momento no significa de ninguna manera la defenestración de Alonso”. Ganó Argentina 3 a 1 con goles de Luque, Ortíz y Villa. La gente coreó “Maradoooo” al principio del segundo tiempo, pero Menotti lo puso faltando muy poco para terminar el partido. Clarín analizó: “Entró cuando empezó a caer el telón. No dio para juzgarlo con demasiada severidad”. Los periodistas le preguntaron a Menotti por qué lo había puesto poco tiempo y el técnico se enojó: “Maradona entrará cuando me parezca que es el momento oportuno y no cuando lo pida la tribuna”. Pero en Clarín, Menotti opinó sobre cada uno de los 40 jugadores que había elegido. De Maradona dijo: “Es la interpretación cabal y genuina de nuestro país. Tiene un gran futuro, pero su consolidación depende en mucho de lo que él haga y de los consejos que reciba de quienes lo rodean. Ser figura a los 17 años significa un riesgo si no se está preparado para afrontarlo”.
La incógnita del número 10 ocupaba a los medios. Los días pasaban y Maradona se quedaba sin chances. Hasta Clemente, el famoso personaje de Caloi de la contratapa de Clarín, le propuso a “Masotti” (como llamaba al técnico) poner a todos los candidatos juntos como delanteros.
El 29 de abril, Clarín lanzó una primicia: “Menotti convocará el lunes a otro nº 10”. Fue Norberto “Beto” Alonso, figura en River Plate. Para estrenar el sistema de iluminación del estadio de Vélez Sarsfield (uno de los remodelados para el Mundial, junto con el Chateau Carreras de Córdoba y el de Mendoza), los titulares y los suplentes de la Selección jugaron un partido nocturno. Ganaron los titulares 3 a 1 y Maradona hizo el único gol de los suplentes. La prensa ya daba por descontado que sería Alonso el convocado.
Finalmente, en la tarde del 19 de mayo, Menotti reunió a todos los jugadores en la cancha de la concentración en José C. Paz y dio los tres nombres que quedarían afuera: Víctor Alfredo Bottaniz, Humberto Rafael Bravo y Maradona. Los periodistas le preguntaron al técnico, pero Menotti dijo: “Perdónenme, pero no voy a dar explicaciones. No se las di a los jugadores y obviamente tampoco las haré públicas. Simplemente tenía 25 jugadores y debía inscribir a 22. Había que excluir a tres… Yo a ellos les había adelantado que iba a proceder así. De nada hubieran valido los discursos. ¿Qué ganaban ellos si yo les decía que eran unos fenómenos pero que los tenía que sacar?”.
Carlos Ares recuerda: “Yo casi vivía en la concentración, iba a las ocho de la mañana y me volvía a las nueve de la noche. Tenía mucha relación con todos, éramos dos o tres periodistas que estábamos siempre. Aquel día Menotti nos adelantó a la mañana los nombres que se iban. Me quedé a cenar y cuando salgo del predio, solo, estaba oscuro,  hacía mucho frío y escuché que alguien lloraba. Tuve la imagen más fuerte que recuerde: era Maradona, sentado al lado de un árbol llorando desconsoladamente. Le dije lo obvio, ‘¿sabes los mundiales que vas a jugar vos?’ y ese tipo de cosas que uno dice para consolar a un chico. Pero él me contestaba, llorando: ‘¿Cómo le digo a mi papá?’. Decía que nunca lo iba a perdonar a Menotti”.
Las opiniones en el periodismo sobre la exclusión de Maradona están repartidas entre quienes creen que Maradona debió ser convocado y los que no. Estos últimos sostienen, entre otras razones, que el jugador era muy joven para soportar la presión de un mundial.  El periodista Carlos Ares se encolumna en el primer grupo y sostiene que la dictadura, a través del contralmirante Carlos Alberto Lacoste, presionó a Menotti para ponerlo a Alonso. “Ahí Maradona perdió el puesto. La presión fue real. Pero se manejó como todas las presiones, sin ser directa. También había presión de los medios, todos reclamaban que Alonso andaba bien. Conversaciones del estilo ‘a usted le conviene poner a Alonso para que la gente no proteste y se evita un conflicto’. Así son esas cosas…finalmente Alonso jugó dos partidos, se lesionó y no jugó nunca más”.
Ezequiel Fernández Moores dice: “Tengo una lectura más personal, y por lo tanto más de interpretación, y tiene que ver con egos. Menotti formaba un equipo. Le costó mucho hacer entrar en el equipo a Alonso. Menotti niega las presiones, pero por algo perdura la versión en el tiempo y hasta el propio Alonso las admite. Pienso que Menotti tenía un ego muy importante y tal vez él sentía que su ego podía verse afectado por Maradona, quien también tenía un ego muy importante. Iba a centrar buena parte de los focos de atención e iba a significar una presión extra tenerlo en el plantel. Porque si el equipo no funcionaba, como no funcionó los primeros partidos, la presión para que lo pusiera iba a ser muy fuerte. Y esto, seguramente, alteraba un poco los planes de Menotti. Él armó un equipo realmente sólido. Y ese equipo, más allá de lo que declama el decálogo menottista del libre juego y ese tipo de cosas, funcionaba con una actitud colectiva muy fuerte. La sensación que me quedó de aquella época es algo que ya se decía y después con el tiempo se mantuvo y es que la exclusión de Maradona no fue solamente por una cuestión técnica sino por una intención de protegerlo. La sensación, y esto no lo puedo respaldar con ningún dato concreto, era que se lo intentaba proteger de las porquerías que pueden existir en un mundial por ser muy chico. Y cuando hablo de porquerías me refiero a doping, presiones y ese tipo de cosas”.
En cambio, Guillermo Blanco, que en 1978 trabajaba en El Gráfico, es uno de los periodistas que creen que la exclusión de Maradona fue solo por motivos futbolísticos: “Había una superpoblación de números diez. Alonso, Kempes, Villa, Valencia, Larrosa. Evidentemente Menotti confiaba más en la experiencia de los jugadores que tenía. Fijate que termina jugando Larrosa contra Holanda, cuando ya había jugado en el Huracán del 73. El Flaco tenía que elegir y eligió. No creo que le haya sido fácil. Hay que ver todo en su tiempo y en su contexto. Tampoco en aquel momento hubo manifestaciones con pancartas pidiendo que Maradona esté en el equipo. Ahora es fácil preguntarse cómo Diego no jugó el Mundial, pero en aquel entonces no tenía la madurez futbolística que tuvo después. Seguramente Diego merecía estar, pero bueno… no estuvo”.
Cherquis Bialo reconoce haber presionado desde El Gráfico para la convocatoria de Alonso: “Había que tomar una decisión y hoy es muy difícil dar una opinión objetiva porque pasaron muchos años. La sensación que nosotros teníamos era de un total e irrestricto apoyo a Menotti, no queríamos destapar más focos. Se había desgastado mucho mediáticamente el hecho de que Rolando Hanglin, siendo director de la revista Goles, pidiera a gritos a J. J. López. Nosotros habíamos ejercido alguna presión periodística para la inclusión de (Ubaldo Matildo) Fillol y del Beto Alonso. De manera que no podíamos seguir destapando más frentes. Sabíamos que Maradona era lo que era y que El Flaco lo iba a necesitar para el Campeonato Mundial Juvenil, de un año después en Japón. En definitiva, iba a tener su revancha. Ahora, si me preguntan qué pienso 25 años después, yo te digo que lo hubiese querido tener en el plantel. En ese momento también. Entre tenerlo a (Rubén) Pagnanini, ponelo a Maradona en el plantel para que se foguee. Pero sabíamos que para el Flaco era un fierro caliente, porque si el equipo jugaba mal, la gente y el periodismo lo iba a pedír”.
Para una nota en El Gráfico, Cherquis Bialo llamó Enrique Omar Sívori, el legendario futbolista de los ´50 y ´60, para que le diera unas palabras de consuelo a Maradona. La revista publicó una carta que Sívori le entregó al juvenil, titulada “Escuchame, pibe…”
Menotti fue columnista exclusivo de la revista El Gráfico antes, durante y después del Mundial. Casi un año después del triunfo, en un artículo suyo titulado: “Les quiero explicar todo sobre mi Selección”,  el técnico opinó sobre los futbolistas que surgieron después del Mundial. De Maradona dijo: “Ha llegado la hora de darle su lugar al jugador de más futuro de los últimos veinte años”.
En un reportaje publicado en la revista Súper Fútbol en 1987, Maradona recordó aquel plantel campeón mundial: “La Selección argentina de ese entonces fue la más apoyada en la historia del fútbol del mundo; tuvo el consenso de la gente y del periodismo… y como si fuera poco, del gobierno militar. Y lo digo tranquilamente porque yo no les tengo miedo a los militares ni a nadie. Además el que no estaba obligado por los militares se obligaba solo… ¿se entiende?  Aquel equipo no tenía contra, jugara con quien jugara”.

Leer Más

10 thoughts on “Maradona y el Mundial ´78

  1. un Tal Semen

    che, muy bueno loco! gran foto de archivo y excelente el texto. Lo voy a recomendar a mis compañeros de periodismo. muchas cosas que no sabía… te felicito! Lograste diferenciarte de los típicos informes a 30 años del mundial.

  2. Martín

    En el ’78, a Maradona lo dejaron afuera porque Alonso le entregaba el rosquete al DT, al ayudante y a todos los referentes del plantel. Y esperando en la cola estaban Pelé, Havelange, Blatter, Hugo Lamónica, Yannick Noah, Mr.T, Jorge Dorio y el viejo pedófilo de Baltasar Garzón.

  3. PZ

    Massera era de River y lo quería a Alonso. El Gráfico fue adicto a los milicos. Es natural que los periodistas que lobbiaron desde ahí para meterlo a Alonso se justifiquen en los motivos futbolísticos.

  4. Marcelo

    Che, no tenés idea de fútbol. Decis sobre Maradona: “si bien era un chico que la rompía en su club Argentinos Juniors, todavía la prensa no le dedicaba mucha atención.” No sólo la rompìa: ya había salido goleador del torneo y la prensa sì se fijaba en èl.
    Pero había pesiones para que vaya Alonso…

  5. pablo

    A Juanfc..

    Pibe.. dejate de joder.. la seleccion fue una cosa aparte de lo militar.. que los militares hayan metido mano en el mundial (que seguro fue solamente en el partido contra peru, ningun otro mas) no quiere decir que el titulo sea ilegitimo, y si maradona hubiese estado, seguro lo hubiesen desprestigiado tambien por eso..insultar este mundial es insultar figuras como Tarantini, Passarella, Fillol, Luque, etc.. dejemos de manchar el nombre de estos jugadores importantes.. por favor!!

  6. javier

    Alonso merecia jugar de titular el 78, en el periodo 72/ 79 fue el jugador mas extraordinario del futbol argentino, saco a river campeon despues de 18 años y en el momento de jugarse la copa del mundo, el beto tenia un nivel superior al resto.
    El primer partido se gano gracias a su talento y tuvo la mala suerte de desgarrarse contra Francia sino hubiese sido una de las figuras del mundial.

  7. ariel

    en el ´78 maradona lo dejaron afuera porque menotti le dio rosca al dt.,al ayudanteyal plantel,y en la cola estaban pele,habelange,tc

  8. Pingback: Leyendo el juego: Yo soy el Diego

  9. Diego Armando Maradona

    Alonso no existe, ni existió como todos los jugadores de river solo juegan bien en riBer, menotti no existe ni existio el mundial del 1978 lo compraron los militares.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>