7 April 2009

La nueva ley de medios

Hay un tema muy importante que, sobre todo desde hace un par de semanas, está dando vueltas por los medios. Se trata de la Ley de Radiodifusión, un tema compleo pero que es necesario entender. Si sos de los que no entienden nada cuando escucha o lee algo relacionado, en eBlog te preparamos este informe con las claves principales para ser el más canchero de la oficina, levantarte una mina (?) o quedar bien con tu jefe. Tomate cinco minutos y lee esto:

Contexto
El miércoles 18 de marzo la presidenta Cristina Kirchner presentó en el Teatro Argentino de La Plata el anteproyecto de ley llamada Servicios de Comunicación Audiovisual (SCA), que reglamente y reordene la distribución y el negocio de los medios audiovisuales (TV y radios). Quedan excluidos de la ley los medios gráficos (diarios y revistas). El anteproyecto se debatirá durante 60 días y de ahí será tratada en el Congreso para finalmente convertirse en ley.

¿Cuáles son los puntos más importantes de la ley?
-Uno de los puntos más importantes de la nueva ley es la regulación del llamado Triple Play (telefonía-internet y TV, todo en un mismo servicio), un negocio estimado en 15 mil millones de pesos al año. Se preparan para competir acá tres grandes grupos empresarios: Telecom, Telefónica y El Grupo Clarín. Las dos Telefónicas no pueden ofrecer el servicio porque la actual Ley prohíbe que empresas de servicios públicos (los teléfonos lo son) ofrezcan servicios de radiodifusión. La nueva ley elimina esta prohibición.

Ambas telcos están técnicamente preparadas para salir a ofrecer el TP apenas se modifique el marco regulatorio. Hacia ese sentido, acaban de lanzar sus combos de telefonía ilimitada + banda ancha (Arnet y Speedy 2.0) a 70 pesos mensuales aprox.
Técnica y legalmente, el Grupo Clarín ya puede salir a ofrecer el servicio pero por cuestiones políticas (enfrentamiento con el gobierno en un año electoral, etc.) todavía no lo hará. Se estima que recién el año próximo lo haga.
En otro informe ampliaremos el tema Triple Play ya que también es complejo y merece un tratamiento especial.

-La Ley también regula la adjudicación de licencias de señales. Impide, por ejemplo, que una empresa tenga licencia de cable y a la vez canales de aire. Es decir, limita el poder de los multimedios, como Clarín. Por ejemplo, el Grupo deberá desprenderse de Canal 13 si quiere seguir operando Cablevisión y Multicanal, o sus varios canales del interior. También la ley limita a que la cantidad de abonados nunca supere el 35% del total (actualmente CVy  Multicanal tienen el 40% de los abonados a nivel nacional).
El proyecto de ley del gobierno destinará el 33% del espacio audiovisual a las “minorías”: organizaciones sin fines de lucro como Iglesias, universidades, ONGs y sindicatos.

-Además, se crea una autoridad regulatoria para revisar cada dos años las condiciones en que se entregan las licencias. Este punto fue criticado por la oposición, ya que para la renovación de licencias, los gobiernos de turno podrían ejercer un control editorial sobre los contenidos de los medios.

- El proyecto también prevé que los partidos de fútbol relevantes puedan verse gratis por TV abierta. Este tema es muy complejo de lograr ya que los derechos del fútbol están en manos de la Tele Red Imagen S.A (TRISA), empresa formada por el Grupo Clarín y Torneos y Competencias, en partes iguales. Otra de las empresas del Grupo es Televisión Satelital Codificada (TSC), quien comercializa el fútbol codificado a través de TyC Max.
Trisa tiene un contrato con la AFA hasta 2014 y la ruptura o incumplimiento de ese contrato implicaría la desafiliación de la AFA en la FIFA. En ese caso, el equipo argentino no podría participar en los mundiales, por ejemplo. De todas maneras, aún sabiendo que la “estatización” del fútbol es casi una utopía, el gobierno intenta desgastar el poder de Clarín también en este terreno.

-La ley establecerá una Cuota de Pantalla de Cine Nacional (como en Francia o Brasil, entre otros países).

-Se creará la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, organismo que reemplazará al actual Comfer y dependerá de la Secretaría de Medios de la Nación (que reporta a la Jefatura de Gabinete).

¿Qué ocurre con la pauta oficial?
-El proyecto del gobierno no regula el reparto de la publicidad oficial. Es sabido que el gobierno kirchnerista le paga a medios afines elegidos a dedo millonarios montos a través de pauta oficial. Por el contrario, castiga a otros medios opositores (como al diario Perfil) dejándolos afuera del reparto.

¿Por qué ahora el proyecto?
Aquí hay dos planos para analizar. Por un lado la cuestión técnica de la ley y por el otro, la cuestión política. Todos los medios exigen la necesidad de actualizar la ley. Resaltan que la actual (la 22.285) es vieja, ya que fue sancionada en 1980 bajo la dictadura militar. Es cierto: la ley es antigua, pero también es cierto que ha sufrido varios parches y modificaciones durante el período democrático hasta la actualidad. Pero ni los medios -ni el negocio de las telecomunicaciones, ni los empresarios, ni los grupos económicos- son los mismos que hace 25 años. En 1980 no existía Internet, ni el cable privado ni el fútbol codificado, por ejemplo. Mucho menos los celulares o la banda ancha. Por esa razón resulta muy necesario una nueva ley.
Pero el contexto político no es un dato menor. En un momento electoral, el proyecto oficial del gobierno fue presentado con bombos y platillos como si fuera un acto partidario (con la presencia de todo el peronismo, gobernadores, intendentes, el mismo Néstor Kirchner, Scioli, etc.). ¿Por qué la ley de medios es tan importante para el gobierno? Todos los analistas coinciden en que es una ley que apunta directo al corazón del Grupo Clarín. El kirchnerismo está decidido a frenar al avance del Grupo mediante distintas maneras y una -la más importante, en realidad- es la legal. Intentar asfixiar al Grupo comandado por Héctor Magnetto por todos los frentes legales posibles. Por ejemplo, trabando la fusión entre Cablevisión y Multicanal (aprobada por la CNC bajo el mandato del mismo Kirchner). El cable representa casi el 50 por ciento de la facturación del Grupo (de $5700 millones en 2008 contra los $12.000 millones de Telefónica) y es clave para el futuro negocio del Triple Play.
El otro método -más ruidoso pero menos efectivo en los hechos- es el ataque constante de miembros del gobierno, medios oficialistas y el mismo Kirchner, quien cada vez que puede zamarrea en público al Grupo (acusándolo de monopolio) y a sus empresas, especialmente el diario y a TN (bautizado por el kirchnerismo “Todo Negativo”). La última fue días antes de la presentación del proyecto, cuando en un acto partidario gritó: “Qué te pasa Clarín? Qué querés? Por qué no informás con la verdad?”.

Leer Más

301 thoughts on “La nueva ley de medios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>