28 April 2009

El negocio del miedo

En septiembre de 2006 publiqué este post, que era en realidad un extracto de una nota que había escrito meses antes para la revista VALOR, ya desaparecida. Se titulaba “El negocio del miedo” y hoy me acordé que vendría muy bien para este presente de paranoia e histeria.

El negocio del miedo

En 1996 la multinacional suiza Roche compró los derechos para comercializar el Tamiflu a Gilead Sciences Inc, empresa norteamericana cuyo paquete accionario pertenece a Donald Rumsfeld, el actual Secretario de Defensa del gobierno de George Bush. Una editorial de la revista española DSalud, de mucho prestigio dentro de la comunidad científica del mundo hispano, acusó a Roche de fomentar el miedo sobre las consecuencias de una pandemia de gripe aviar en la población y así vender enormes cantidades de Tamiflu.

El dato se dio a conocer por el diario The New York Times en febrero y obligó al Pentágono a emitir un comunicado que confirmó que Rumsfeld es el principal accionista de Gilead Sciences, pero aclaró que el funcionario no había tomado parte en ninguna decisión relacionada con los medicamentos designados por el Gobierno para prevenir o tratar la gripe aviaria ni tampoco lo haría en el futuro.

Desde que el virus de la gripe aviar fue descubierto (hace nueve años en Asia), se detectaron apenas 200 casos, una cifra casi ridícula comparada con los 500 millones de personas por año que padece la gripe común, llamada estacional.
A mediados del año pasado, Bush dio un encendido discurso a la población, alertando sobre los peligros de esta gripe y acto seguido, solicitó al Congreso una partida económica extraordinaria de 1200 millones de dólares para la adquisición de vacunas destinadas a proteger a su población, otros 2800 millones para la investigación de métodos más rápidos de producción de antídotos contra la enfermedad y de paso, 1000 millones más para la compra de medicinas. Enseguida apareció la solución mágica para combatir la pandemia todavía inexistente: El Tamiflu. Así el producto de Roche se convirtió en la nueva estrella de la industria farmacéutica, facturando 1000 millones de dólares durante 2005, cuatro veces más que en 2004. Los analistas coinciden en estimar en 1800 millones de dólares la facturación del fármaco para 2006.

En la actualidad, varios países están comprando cantidades muy importantes de Tamiflu para sus planes de contingencia y prevención, motivados por la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, VALOR accedió a un paper interno de la OMS sobre la gripe aviar llamado “Diez cosas que hay que saber sobre la gripe pandémica” dice en su punto sobre el riesgo de muerte: “No es posible realizar predicciones fiables de mortalidad antes de que aparezca y empiece a propagarse el virus pandémico. Cualquier estimación del número de muertos resulta puramente especulativa”.

El gerente de producto Tamiflu en Roche Argentina, Alejandro Castro, dice que hay un consenso mundial sobre el peligro de una mutación del virus H5N1 (lo que lo convertiría en contagioso entre humanos), pero admitió que todavía no existen porcentajes estimados para saber cuánto disminuiría el riesgo de contagio con un tratamiento de Tamiflu. Tampoco dijo saber cuánto lo prevendría. Por ahora, se sabe que el Tamiflu apenas alivia algunos síntomas de la gripe común y su eficacia está cuestionada por gran parte de la comunidad científica.
En el país Roche facturó $ 370.500.000 en 2005 y aún el producto tiene una venta muy baja: apenas 5 mil unidades durante ese mismo año. Una caja de 10 cápsulas (la dosis mínima recomendada para no contagiarse la gripe aviar) cuesta $132.

Leer Más

12 thoughts on “El negocio del miedo

  1. El Bobero

    Si, tenes razon. Pero encuentro mucho mas repugnante a los oligofrenicos de mierda de los periodistas mononeuronicos que regentean las pocas oportunidades de medios que nos informan.
    Escuchar al “negro oro” hablar de la fiebre porcina es mas aterrador que elucubrar con remedios.

    Basta, que alguien deje sin trabajo a los mediocres.

  2. Fabiana

    Lamentablemente, la salud siempre fue un negocio para pocos y un problema para muchos.

    Sin ir más lejos, desde que comenzó el tema del dengue, estoy tratando de conseguir repelente en aerosol para protegernos cuando estamos al aire libre. Y fijate qué raro…desde hace un mes recorro todas las farmacias y no consigo.

    Ayer se agotaron los barbijos y seguro que cuando aparezcan nuevamente,ya no van a costar lo mismo.

    Todo este manoseo me produce bastante asco.

  3. Guido

    Muy buen post. Me había llegado un mail con algo parecido y con otra empres más, de menor prestigio, que también tenía un remedio parecido y estaba pobre de recaudaciones, jaja.

    Un abrazo, muy buen blog.

  4. Martín

    Che, todos comentarios con elogios! ¿No te habrá pegado el síndrome Ibarra?
    Hablando en serio, resulta imposible no recordar la famosa ley de medicamentos sancionada por Illia, que sacó de circulación una inmensa cantidad de medicamentos que no servían absolutamente para nada. Entre los que financiaron a la oposición que tuvo su gobierno (de la que fue clarísimo exponente Mariano Grondona) estuvieron los grandes laboratorios. Y cuando cayó Illia, viaja Alsogaray (otro garca) a USA a avisar que la ley había sido vetada.

  5. Denise

    Lalo, Roche no es el único. Cuando surgió la noticia de la gripe aviaria, el laboratorio Glaxo logró que la FDA (de Estados Unidos) aprobara el zanamivir, otra droga para el virus de la influenza.

  6. pulpo

    por ahi arriba lei gente que no conseguia lo que queria en farmacias y que blablabla …

    hay que buscarlos en kioscos … misteriosamente los kioscos son famarcias y las farmacias son kioscos …

    conclusion TODO MUTA … inclusive el resfrio del chancho

  7. candombe

    “Que alguien deje sin trabajo a los mediocres”. Difícil, en un país donde los mediocres son los empleadores…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>