Category Archives: fútbol

26 January 2017

El botín de oro

mark-parker-nike-ceo-letter-681x454

Tecnología, creatividad e innovación fueron las claves de Mark Parker, el actual número 1 de Nike, para llevar a la empresa al primer puesto mundial y convertirse en uno de los principales referentes del mundo de los negocios.

No era muy conocida fuera de Nike cuando en enero de 2006 Mark Parker asumió la dirección de la empresa. Entre sus objetivos principales resaltó una palabra que en aquel entonces no se repetía tanto como ahora en el mundo corporativo: innovación. Parker, diseñador de profesión, llegó a Nike en 1979. Su crecimiento interno fue tan lento como exitoso.

Asumió tras la corta y tibia gestión de William Pérez, que duró apenas un año por los constantes enfrentamientos con el fundador de la empresa, el mítico Phil Knight. Parker, gracias a su exitosa estrategia, llevó a Nike a liderar el negocio de zapatillas para correr y también en basket y fútbol. Al cierre del ejercicio del año pasado, la empresa logró ventas por 31 mil millones de dólares. Para este año espera crecer un 10% y lograr los 50 mil millones en 2020. La revista Time lo bautizó “el CEO más creativo del mundo”.

Desde que Parker está sentado al frente de Nike, los títulos de la empresa se revalorizaron un 500%. Tiene el poder absoluto y lo ejerce desde su multicolorida y ecléctica oficina del campus de Beaverton, en Oregon. Allí colecciona cientos de zapatillas, cuadros de Andy Warhol, juguetes y hasta esculturas.

mark-parker-nike-ceo-0

La visión tecnológica

La estrategia que aplicó Parker está basada en dos ejes principales. Por un lado, en la creación de vínculos transversales con cada una de las categorías deportivas. Y por el otro, en la innovación y la tecnología. Si bien siempre Nike estuvo asociado a la tecnología, ese vínculo se intensificó durante el mandato del actual CEO. Hoy la empresa tiene tantas patentes registradas como Apple. La estrategia lanzada hace diez años bautizada Nike+ para que los atletas amateurs pudieran medir su rendimiento (distancia, tiempo, etc) con un sensor en la zapatilla y un reloj inteligente dio sus frutos. Pero también vino de la mano de la alianza con Apple para el combo de zapatillas y los exitosos iPod para escuchar música. Junto a una perfecta comunicación, hoy la empresa lidera en la categoría running.

Pero además Nike tiene un acuerdo con los estudios de animación DreamWorks para desarrollar un sistema de diseño en 3D de sus productos, cuyos prototipos son testeados e impresos en impresoras 3D ubicadas en su laboratorio.

MTM1OTcwNjU2NjI1MzM0NzUw

A Parker lo definen como un obsesivo del diseño, de voz suave, reflexivo y de modales amables. Además es fanático del running y de las zapatillas. Siempre tiene puestas un par, aunque vista con impecables trajes. También tiene preferencia por los botines de fútbol. Él mismo estuvo al frente del desarrollo de los Hypervenom (los que usó Cristiano Ronaldo). Fueron tan exitosos que en las tiendas los clientes pueden llegar a pagar hasta 200 dólares el par.

Parker quiere poner el foco principal en la expansión mundial de Nike. Para eso decidió desprenderse de otras marcas como Umbro y Cole Haan. Y por otro lado ordenó la compra de la firma Converse en 2003, que con una sólida estrategia de comunicación y costos, logró en pocos años triplicar la facturación y el valor de la marca.

Entre sus objetivos para el futuro están aumentar las ventas en el comercio electrónico, agrandar el mercado femenino (que representa solo el 20% de las ventas de Nike) y por último, mejorar los procesos de fabricación de los calzados hacia uno más automatizado. Esto le permitirá a la empresa ahorrar costos e instalar fábricas más cerca de los Estados Unidos que las actuales en Asia. Busca tener una mayor flexibilidad para adaptarse a la demanda de sus clientes norteamericanos y de esa manera, ofrecer artículos más personalizados de forma más rápida.

Muchos ya lo llaman el nuevo Steve Jobs. Él sonríe y dice que se llama Parker, Mark Parker.

en-el-despacho-mark-parker-ceo-de-nike-e1465551695741

(artículo publicado en revista Wobi, julio 2016)

 

Leer Más
24 October 2015

Las dos tiras de adidas

Era tal la identificación de Johan Cruyff con la marca Puma que en el mundial de 1974, el crack holandés se negó a usar las tres tiras características de adidas en la camiseta, short y medias de su equipo. Lo resolvió fácil: le quitó una tira. Una rebeldía que hoy la FIFA le prohibiría porque no se permite alterar las camisetas. “Si adidas quiere que yo use su camiseta, que me pague”, dijo Cruyff en su momento con bastante lógica.
¿Lo primero es la familia? No. Tanto adidas como Puma fueron fundadas por dos hermanos alemanes, Adolf “Adi” y Rudolf Dassler después de tremendas peleas familiares que se extendieron hasta sus hijos y nietos. Adi fundó adidas (adi-dassler) y Rudi cruzó el río y armó Puma. Se odiaban tanto en vida como en la muerte: los dos hermanos pidieron ser enterrados en cementerios diferentes en Herzogenaurach.

En la foto, Cruyff y Perfumo se saludan en el mundial de 1974

10471351_10152213318428008_390620849936079691_n

Leer Más
6 January 2015

La nueva camiseta suplente de Boca Juniors


bocaverano15_03

Mientras el DT Arruabarena recibe los refuerzos, Boca Juniors y Nike presentaron ayer la nueva camiseta alternativa para la temporada 2015. El marketing todo lo puede y ahora las camisetas tienen nombre. Esta fue bautizada Flash Flood y se distingue por su color amarillo combinado en dos tonos, dorado para el dorso y amarillo en el frente. El short y las medias también son amarillos.

La presentación también fue una novedad. Lo hicieron mediante la aplicación móvil de la empresa deportiva (Nike Futbol App) disponible para los usuarios de Android y Apple.

Después de la polémica que causaron entre los hinchas los modelos suplentes rosa, violeta y fluorescente (aunque las tres vendieron muchísimo) que Boca y Nike presentaron en los últimos años, el presidente Daniel Angelici dijo que el club no tendrá más camisetas que se alejen de los tradicionales colores azul y amarillo.

¿Su precio? Más cara que la camiseta titular. Sale $970

bocaverano15_01bocaverano15_05bocaverano15_04

bocaverano15_02

pantalon-1

 

Leer Más
21 November 2014

La pelota no se marca

(columna publicada el viernes 21 de noviembre en el diario El Cronista)

bocha 1

Las empresas de tecnología crecen sin freno y sus marcas se acercan al deporte más convocante del planeta. Tienen sus arcas llenas de dólares y los clubes de fútbol caen rendidos a sus pies. Esta semana en España se anunció la alianza entre Microsoft y el Real Madrid. El objetivo a largo plazo es, en palabras del presidente Florentino Pérez, “emprender el camino hacia una revolución digital en el club”. Eso incluye contenidos y servicios digitales accesibles desde cualquier lugar y múltiples dispositivos (PC, tabletas, smartphones, wearables, etc.). En el Santiago Bernabéu también estuvo -en teleconferencia- el CEO de Microsoft Satya Nadella, que prometió el desarrollo de soluciones internas de colaboración y comunicación y tecnologías como Cloud Computing y Big Data para el club merengue.
No es casual que hace un año, Intel, el gigante norteamericano de microprocesadores, haya firmado un acuerdo similar con el Barcelona F.C. Dispositivos para los jugadores, enriquecer la experiencia de los hinchas en el estadio y dotar de tecnología a los chicos de inferiores en La Masía, son algunos de los objetivos de la alianza. Además, en una acción publicitaria inédita, el famoso logo de Intel Inside fue estampado en el anverso de las camisetas del Barca de Lio Messi.
También desde hace unos meses la china Huawei patrocina al club peruano Sporting Cristal para acercarse un poco más a los consumidores de la región.
Las alianzas de las empresas de tecnología con el fútbol nacieron casi a la par que el sponsorship en el deporte, hacia fines de los ´70. La japonesa de electrónica Sharp fue una de las pioneras y apostó al famoso Manchester United desde 1983 hasta el 2000, en el acuerdo más largo y fructífero entre un club de fútbol y una empresa. Entonces Hitachi fue por el pecho de Liverpool. Hay varios casos más de clubes europeos. Sony estampó su logo en la camiseta de Juventus durante tres años (1995-98) y la empresa de videojuegos Nintendo en la de la Fiorentina, cuando Gabriel Batistuta rompía las redes (y los corazones de las chicas).

batistuta-maradona

En el torneo local las tecnologicas también vieron en la pelota una rentable estrategia de marketing y comunicación. Siempre pionero, en 1979 el Loco Gatti fue el primer jugador en llevar una marca en su camiseta. Debutó con Jet, una casa de juegos electrónicos que ya no existe.
Los de Independiente todavía sueñan con la camiseta ochentosa que usaba Bochini con el logo de Mita, una empresa de fotocopiadoras propiedad de la japonesa Kyocera Corporation. Para no ser menos, por la misma época Racing estampó en su pecho a Nashua, empresa también de impresiones pero norteamericana. Sanyo estuvo en River a principios de los ´90, cuando el burrito Ortega gambeteaba hasta su sombra.
Cuando La Academia salió campeón en 2001 (el del “paso a paso” de Merlo), el sponsor fue Sky TV, una empresa de televisión satelital que dejó de operar en nuestro país un año después. Cablevisión, del grupo Clarín, ya había pisado en el fútbol en el pecho del San Lorenzo campeón en 1995, aquel equipo dirigido por el Bambino Veira donde jugaban Oscar Ruggeri, Passet y Silas, entre otros. De las últimas, los televisores TCL apostaron a Independiente y Samsung patrocina a Vélez desde hace ya unos años.
En 2009 la compañía coreana LG Electronics causó rechazo entre muchos hinchas de Boca cuando estampó su logo en la camiseta xeneize. ¿El motivo del enojo? el logo rojo y blanco, los colores de River.
Pero otras marcas corrieron con más suerte. Super Nintendo (consola de videojuegos) pagó para esponsorear la camiseta del Sevilla de España en 1992 y sin querer pasó a la historia: ese año el club contrató a un tal Diego Maradona.

1836634_443694952430436_189648595_o[1]

sevilla

Shirt (1)

 

Photogamma 1_0-lg

4cc9c5d32e7ed_300x0

Leer Más
2 June 2014

Un hincha de Boca en el Camp Nou

A fines de febrero fui a Barcelona a cubrir el Mobile World Congress (MWC) y me quedé un par de días. Se me ocurrió invitar a Martín Caparrós a recorrer juntos el museo del Barca en el Camp Nou. Martín, que vive allá hace más de un año, cubre para el diario Olé los partidos que el equipo juega de local. Estuvimos en el estadio, pisamos la cancha, hablamos de Messi, de Riquelme, de Sabella, de Pep y el Tata Martino (que en ese momento todavía dirigía al equipo). Y también, claro, de Boca. Le saqué un par de fotos. La nota sale en la revista Brando de junio.

caparnou

Con el fútbol se pueden hacer dos cosas: jugarlo o hablarlo. Así que lo hablamos con tal vez el mejor cronista vivo en español que además es muy futbolero e hincha de Boca y simpatizante por herencia del Real Madrid. Publicó dos libros sobre “la salvajería feliz”, como le dice a once tipos corriendo detrás de un cuero inflado: “Boquita” (2004) con la historia del xeneize e “Ida y vuelta, Una correspondencia sobre fútbol” (2010), junto al mexicano Juan Villoro durante el mundial de Sudáfrica. Desde hace más de un año vive en Barcelona y va a ver al Barca cuando juega de local, al sector de prensa donde está acreditado para cubrir los partidos para el diario Olé. De paso, dice, cumple la fantasía de ser un cronista deportivo. Así que ahora estamos sentados en la tribuna del Camp Nou vacío y somos argentinos. No queda otra que empezar por Messi: “Me genera una admiración sin límites que casi nunca llega a ser emoción. Es inevitable compararlo con Maradona porque él está ahí o quiere estar ahí donde está ahora Maradona. La diferencia decisiva es que Maradona emocionaba porque hacía todo como si lo que estuviese haciendo fuese imposible. En cambio Messi hace todo como si fuese demasiado fácil. Entonces no consigue darte esa sensación de abismo que Diego te daba, que parecía que estaba todo el tiempo caminando sobre un alambre sobre el Niágara, con viento fuerte en contra y a punto de caer. Messi en cambio parece un chofer en una autopista. Debería hacer algo para mostrar lo difícil que es hacer lo que hace, que no es normal lo que hace y que nadie más lo puede hacer.
-A Messi lo ves en la cancha y por TV. ¿Qué diferencia encontrás?
-La primera es verlo en vivo tratar a la pelota. La otra diferencia es que por tele se lo ve mejor porque juega muy cortito, siempre con la pelota pegada al pie y desde cincuenta metros no se ve exactamente qué hizo. Recién te das cuenta bien lo que hizo cuando lo ves en las repeticiones porque a veces son movimientos mínimos en menos de medio metro. La última diferencia que no se ve en la tele es ver cuánto tiempo se la pasa remoloneando en la cancha. Desaparece del partido y se va a un rincón, se queda ahí, quieto, mirando para abajo, se hace el boludo, como si estuviera todo el tiempo regulando sus energías, con lo cual si es así, es algo muy inteligente.

¿Es posible decir algo más sobre el Barca de Guardiola? Siempre. “Messi es el mejor jugador del mundo y uno de los mejores del Barcelona. En cincuenta años nunca vi jugar tan bien al fútbol y con el nivel que lo hacía ese Barcelona de Pep y como aún todavía juega algunas veces. Tienen como una elegancia que por momentos se transforma en barroquismo. Parece que dijeran “bueno, a ver, cómo la podemos hacer un poco más difícil, más elegante, lujosa, con más toques, a lugares más raros, a movimientos que nadie previó”. Esa idea de tener la pelota para que el otro no la tenga y que para tenerla hay que tratarla de la mejor manera posible parece una perogrullada pero nadie lo había hecho tan bien como lo hicieron estos tipos.
-¿Por qué creés que se fue Pep?
-Hay muchas versiones, pero dicen que no quería pasar por la situación de tener que clausurar el ciclo, como tal vez le pasa ahora a Martino. Una de las cosas que está haciendo el Tata es darle mucho menos juego a Xavi, por ejemplo. Para mí es el jugador más importante del Barcelona, incluso más que Iniesta y Messi. Es decisivo en el armado y el manejo de la pelota pero se está haciendo viejo y Guardiola en algún momento le iba a tener que decir “hermano, pasamos quince años juntos pero ahora te vas a tener que ir”. Y no se la bancaba como tampoco se bancaba el monstruito que él había contribuido a crear, que es Messi. Él le había dado todo el poder -y con todo sentido- pero Messi había tomado mucho más poder que lo que se ve públicamente. Y no creo que Guardiola haya tenido ganas de enfrentarse con eso”.
Martino. El Tata. El rosarino que llegó para la incómoda misión de archivar la gloria de Pep y parir algo nuevo. “Creo que debe tener una disyuntiva rara porque a veces lo miro cuando está parado y después de una gran jugada del Barca, imagino que piensa: “¿estos tipos juegan para mi? ¿es mi equipo?”. Y al mismo tiempo pensar como desafío: “¿qué carajo puedo hacer yo con esto que es perfecto? Tenés a dos o tres de los mejores jugadores del mundo. Debe ser una situación muy rara, no? Te cerraron Disneylandia para vos ¿y qué hacés? Sobre todo después de lo que pasó acá con Pep.

Pinchemos el globo de la ilusión y salgamos de Disney por un rato. El fútbol argentino es uno de los peores parques de diversiones: feo, sucio y malo y además inseguro, hostil. Caparrós se enoja, le duele, casi que grita cuando se acuerda que allá lejos, bien cerca, el fútbol está hecho un espanto: “Es raro lo que pasa. Creo que forma parte de la enorme crisis del fútbol argentino, que es de terror. En todo. El hecho, aparentemente menor, de que ya no puedan ir las hinchadas visitantes es catastrófico. Que vayan a la cancha las dos hinchadas es el fútbol mismo, no es una excentricidad pero nosotros no somos capaces de lograr ni siquiera eso. Es un nivel de impotencia tan extraordinario que parece mentira que lo sigamos tomando como algo normal.
-Como que nos acostumbramos a todo…
-Sí, pero no podés acostumbrarte a todo porque después tenés el país que tenés! Justamente es por eso, por acostumbrarnos, que decidí vivir en otro país. Me parece insoportable que nos vayamos acostumbrando a cosas mucho peores que esas. Nos hemos dejado degradar de una manera que es inverosímil.

Leer Más
9 May 2014

Libros para el mundial I

Con la coincidencia de la Feria del libro y el inminente arranque del mundial, las librerías se plagaron de novedades futboleras ideales para matar la ansiedad de los que disfrutamos de la lectura. 
Esta es, apenas, una primera entrega de tres de los mejores libros que vi:

La historia de las marcas deportivas (de Eugenio Palopoli, de Blatt & Río)

LaHistoriaDeLasMarcasDeportivas

Un hermano acusa al otro de desertor ante la SS para sacarlo del negocio; un corredor gana una prueba olímpica usando zapatillas de una marca y al subirse al podio cambia su calzado por el de la competencia; un joven empresario debe decidir en menos de diez minutos el nombre de su empresa y con poca convicción elige “Nike”; alguien es enviado a colocar un bolso Adidas frente a los pies de Johan Cruyff para que en la foto oficial del seleccionado holandés de fútbol no se vean sus botines Puma.
El modo en que unos pequeños emprendimientos familiares surgidos de las cenizas de la posguerra llegaron a transformarse en gigantescas y poderosas multinacionales –y en transformar junto con ellos al deporte mundial– está plagado de traiciones, espionaje, bromas pesadas, manejos espurios, victorias y fracasos pero, sobre todo, mucho talento y esfuerzo.

 

“Hazañas y Leyendas de los Mundiales” (Pablo Lisotto, Editorial Atlántida)

Hazanas_Leyendas_Mundiales_Atlantida_Lisotto-770x1024Al amigo Liso los hijos le sentaron bien y se puso a escribir este libro con un enfoque muy original. El texto se enfoca en la historia de las Copas del Mundo y se exhibe de una manera didáctica para que puedan leerlo niños de 6 a 99 años”, dice el autor. Tiene un homenaje al gol de Maradona a los ingleses, estadísticas, un juego de preguntas y respuestas para poner en práctica lo aprendido y también viene con stickers. El prólogo es de Juan Pablo Varsky.

 

 

 

“El último Maradona” (Burgo y Wall, Aguilar)

El-ultimo-Maradona

Escrito a cuatro manos por periodistas que manejan los temas deportivos, el libro cuenta los detalles del famoso doping de Diego Maradona en el Mundial 94. Aquel triste “me cortaron las piernas”, Cerrini, efedrina, etc. Un equipazo conducido por el Coco Basile que quedó en la mitad del camino en un mundial que parecía nuestro. ¿Se drogó el 10? ¿Le hicieron la cama? ¿Julio Grondona lo entregó? El último Maradona devela con lujo de detalles la trama secreta de una de las grandes pesadillas de la historia del fútbol argentino.

Leer Más
29 April 2014

Un libro con sangre azul y oro

 

10314014_10152196760732669_6929640839979281262_n

Este libro nació desde el dolor. Fue por su padre que la periodista Marina Zucchi (de Clarín) se hizo hincha fanática de Boca. Durante años fueron juntos a la cancha pero cuando él falleció, ella no supo cómo hacer el duelo futbolístico. ¿Seguir yendo sola a la Bombonera? Demasiada tristeza. Entonces se apoyó en su profesión y escribió el libro “Desde el Alma” que acaba de salir con entrevistas a los xeneises más grandes. “Fue mi padre quien me enseñó sobre la historia de Boca desde muy chiquita y me hablaba de sus ídolos. Así que no encontré mejor idea de homenajearlo que mediante sus ídolos”, me cuenta.

En el libro hay charlas con muchos ex jugadores conocidos como Rattin, Marzolini, Rojitas, Giunta, Márcico y Palermo pero también otros que hoy por hoy no tienen presencia en los medios como Novello, Madurga, el Chapa Suñé y Borello. Esta última es una verdadera perla, porque el goleador del Boca campeón del 54 falleció el año pasado. Con él cierra el libro, en una entrevista muy emotiva en su casa de Banfiel y olvidado por los hinchas, el club y los medios.

También hay entrevistas con el Mono Navarro Montoya, Mouzo, el paraguayo Norberto Cabañas, Potente, Quique Hrabina, Juan Simón, García Cambón, Mastrángelo y el negro Ibarra. “Durante tres años fui buscando y entrevistando a estos ídolos”, dice la autora. “Encontrarme con esas viejas glorias fue como una manera de reconstruir a mi viejo. Sólo sabía que quería dedicarle este libro xeneize. Así fui sacándome la tristeza de encima y así fue que pude volver sola a La Bombonera”, cuenta con la emoción de un libro propio terminado.

Leer Más
12 March 2014

“El libro es un intento de reconciliación con la derrota”

Lo que sigue es una entrevista a José Esses, uno de los autores de este interesante libro que acaba de aparecer en las librerías (de Planeta) y que analiza minuciosamente las diferentes actuaciones de la selección argentina en los mundiales desde Italia 90 hasta el último en Sudáfrica. Si te gusta el fútbol, no te la pierdas.

BiX6eWkCMAENFq0

-¿Cuándo y por qué surgió la idea del libro? 
-Empezó a aparecer cuando con Fede hojeamos un ejemplar Gráfico del mundial ’90, específicamente la edición especial que salió luego del triunfo 2-0 sobre URSS. Notamos que los jugadores no tenían ropa oficial para los momentos que no fueran de entrenamiento o partido, que la cobertura mediática se centraba en gráfica y radio, que los teléfonos en las habitaciones eran casi la única manera que tenían los futbolistas para comunicarse con sus familias. Entonces recordamos que en el mundial siguiente, con el dólar y el peso a 1 a 1, la expansión de la TV por cable, los celulares ladrillo y las famosas gorritas con publicidades, había cambiado mucho la cobertura. Bue… había cambiado todo. Ni hablar de cuatro años después, en 1998, cuando se transmitió por primera vez el mundial por Internet y los players andaban de traje.

-¿Entonces?
-Mientras nos íbamos cebando, notamos también que, ante la sequía de títulos, nos acostumbramos a recordar detalles o jugadas de los últimos mundiales: el foul de Monzón a Klinsmann, el debut mundialista del Mencho Medina Bello en el ’94, el gol de Mauricio Pineda ante Croacia, la puteada desde el banco del Cani versus Suecia, a Messi sentado con cara de nene enojado, a Diego colgado del cuello del Kun mientras Alemania nos hacía el segundo, distintas postales de las derrotas, que a veces se confunden con fracasos. Y ahí nos acordamos de una frase de Marcelo Bielsa, que, más o menos, dice que se aprende más de las derrotas que de las victorias. Entonces se nos ocurrió analizar los últimos seis mundiales de la selección argentina de fútbol: de Italia 1990 a Sudáfrica 2010. Vimos los 29 partidos que jugó Argentina en ese lapso, desde el 0-1 ante Camerún hasta el 0-4 contra Alemania, siempre bajo la premisa de encontrar pistas que nos permitan entender por qué perdimos y también por qué siempre volvemos a creer que somos candidatos.
También le damos mucho espacio a los cambios en los medios de comunicación, la publicidad y los contextos socio-políticos de cada torneo.

-Es un libro distinto… ¿cómo lo definís?
-Siamo Fuori es un intento de reconciliación con la derrota, que, en definitiva, es lo que venimos consiguiendo mundial tras mundial.

-¿Cómo lo estructuraron?
-Cada uno de los capítulos tiene su hipótesis de derrota: en Italia ’90 llegamos a la final a través de los penales y, cuando el equipo parecía haber encontrado cierto mecanismo, perdió varios titulares (Caniggia, Giusti, Batista, Olarticoechea). De ese plantel rescatamos el carácter rústico de algunos defensores (el Moncho Monzón, Serrizuela, Basualdo), que eran especialistas en su puesto y llegaban muy curtidos, incluso los más jóvenes (Sensini, Lorenzo, Fabbri) tuvieron largas carreras. Era un equipo que casi no le interesaba atacar, en la Copa América que se jugó en Brasil un año antes ya había quedado en claro que el arco de enfrente le quedaba muy lejos. La motivación apareció con las cábalas y el clásico recurso del enemigo externo.

POSITIVO_EE_UU_94

-¿Y en el mundial de EE.UU 94?
-Otra de las ideas del libro es poner en duda ciertos lugares comunes que se fueron instalando, entonces también nos preguntamos si realmente el del ’94 fue el mejor equipo argentino que no llegó a campeonar. En ese caso, Basile apostó a una generación nueva (Bati, Cholo, Cáceres, Leo Rodríguez, Chamot) más Diego y Cani. Le salió mal y terminó quedando afuera en un partidazo contra Rumania, que tenía a su generación dorada. En eso, Argentina tuvo cierta mala suerte o falta de análisis.

-Y llegó Passarella para “poner orden”. ¿Lo puso?
-En Francia ’98 Bergkamp venía de tener la mejor campaña de su carrera, por primera vez como delantero, e hizo goles de todos los colores. A aquellos que lo venían viendo, no les sorprendió la definición tan sutil contra Argentina, aunque quizás muchos de nosotros no lo teníamos tan visto, como tampoco a los alemanes en el último Mundial de 2010. Como nos dijo Mauro Camoranesi, el último argentino campeón del mundo (con Italia), es muy del argentino seguir pensando que el pasto crece sólo acá, cuando, a ese nivel, ya no hay miedo. Él nos decía: ¿o acaso te pensás que Rooney tiene miedo de ir a cabecear con Federico Fernández?

Leer Más
21 December 2013

Selfies históricas

995403_275008149305639_77542963_n

¿Qué pasaría si Jackie Kennedy tuviera un iPhone? Una campaña publicitaria pensada para el diario sudafricano The Cape Times usó fotos históricas e icónicas (como la del beso en Times  Square) y acorde a estos tiempos donde reinan los “selfies”, las convirtieron en autoretratos típicos de Facebook, Twitter e Instagram. “Cada historia se siente como un relato de primera mano” es el claim de la original campaña.

1014393_275008195972301_517678057_n

Pero lo curioso es que la campaña, realizada por la agencia de publicidad Lowe Cape Town, es del año pasado y recién explotó en las redes sociales en estos últimos días debido a que “Selfie” fue elegida como la palabra del 2013.

Más piezas:

1002297_275008255972295_1034863025_n1002327_275008289305625_1336579191_n

Leer Más
19 December 2013

El libro de la despedida del Burrito Ortega

1417818_10151777446320800_1277084374_o

Acaba de salir el libro “No alcanzan las palabras”, un libro sobre la despedida de Ariel Ortega. Se trata del encuentro de dos hinchas de River: el fotógrafo Federico Peretti y el periodista Facundo Pastor. Los dos se juntaron con el mismo objetivo: inmortalizar al ídolo de River con retratos de una despedida que comenzó en Jujuy y terminó en el estadio Monumental.

slide021

“Es un recorrido que guarda una obsesión: revivir la pasión a través de imágenes mudas. Gestos, movimientos y sensaciones fáciles de reconocer para los que alguna vez vibraron con el Burrito Ortega dentro de una cancha de fútbol. Es un libro incompleto que le ofrece un desafío al lector: encontrar un concepto para describir al último ídolo de River”, dicen los autores.

El prólogo está escrito por Andrés Calamaro y también hay textos de Ramón Díaz y Enzo Francescoli.

El libro se presenta el jueves 19 de diciembre en el Espacio de Arte Milo Lockett (Cabrera 5507 y Humbolt) a las 20 hs.

slide031

Links:

http://librodeortega.com.ar

www.facebook.com/librodeortega

Leer Más