Category Archives: Futuro Inteligente

9 June 2015

El espacio de todos

(Columna publicada en la revista Wobi de junio 2015)

espaciotodoswobi

No son sus edificios. No es su historia. Tampoco su clima ni los monumentos. Lo que verdaderamente define a una ciudad, y la diferencia de otra, es su gente. Lo que hace, cómo se traslada, la forma y el estilo de vida, la convivencia y la interacción con los demás.
Y más aún, el corazón de una ciudad, por donde late el pulso social, son los espacios públicos. Es allí donde las personas socializan y realizan las actividades que trascienden los límites de los intereses individuales.
Tras el avance de la propiedad privada durante el siglo pasado, los espacios públicos quedaron relegados a las plazas y a poco más. Pero desde hace un par de décadas, el gran aumento en los precios del metro cuadrado en las grandes ciudades, obligó a los habitantes a vivir en espacios cada vez más pequeños. Salir de casa resultó indispensable. En la actualidad el espacio público recobró importancia y hoy volvieron a ocupar su función: resultan fundamentales en el entramado de las ciudades actuales y además representan las grandes transformaciones urbanas.
Un arquitecto los definiría como espacios dentro de una ciudad que quedaron afuera de la propiedad privada y pública. Se encuentran entre los edificios de empresas, los comercios, las Iglesias, museos y los hogares para vivir. Son de todos los habitantes y deben garantizar la libre circulación. Un sociólogo, en cambio, elegiría destacarlos por el alto valor simbólico, social, cultural y político que tienen dentro de una sociedad porque permite el intercambio de bienes y la comunicación entre sus miembros.

Las tendencias

No todos los espacios públicos son exitosos. ¿Qué hace que uno sea mejor que otro? Una de las claves actuales es la seguridad. Los expertos en urbanismo aseguran que se consigue en espacios donde haya más personas. A nadie le gusta sentirse solo y siempre es mejor estar rodeado de vecinos o turistas, aunque sean desconocidos. La gente que comparte un espacio público tiene el mismo objetivo: disfrutar el momento.
La iluminación también influye. Espacios como calles, avenidas, parques y monumentos que hasta hace poco tiempo se iluminaban de manera convencional, ahora requieren lámparas de LED de última generación que permiten por un lado una mayor vida útil y por el otro, un ahorro energético considerable. La ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, está terminando el proceso de reemplazo de 125.000 luminarias de calles y plazas.
Otras dos claves en espacios públicos son los espacios verdes, que sirven como pulmón de la ciudad, para renovar el oxígeno. También es necesario que haya espacios accesibles para sentarse cómodamente. Que cada persona pueda encontrar rápidamente su asiento, silla o reposera, sin depender de nadie. Tal como ocurre en grandes parques como el Central Park de Nueva York, el Hyde Park en Londres o los espectaculares jardines de Luxemburgo en París.
Por último, los espacios con conexión a Internet con WiFi abiertos y gratuitos atraerán a más personas.
Toronto tiene 8 mil hectáreas de espacios verdes y más de 3 millones de árboles distribuidos en más de 1500 parques.

Un buen espacio público no solo les modifica el día a día a las personas que viven en las zonas aledañas, sino que también ayuda a mejorar la imagen de la ciudad. Repercute en su marca. Atrae al turismo.
Así lo entienden los organizadores del Premio Europeo del Espacio Público Urbano, que desde el año 2000 cuando nació en Barcelona, tienen el objetivo de reconocer las obras que se hicieron para crear, recuperar o mejorar espacios de varias ciudades del viejo continente.
www.publicspace.org/es

Recuadro
Somos más
Cada vez hay más habitantes en las megaciudades (aquellas con más de 10 millones de habitantes). En 1950 habi?a apenas dos (Nueva York y Tokio) pero hoy hay 20 y pronostican 40 para 2030.
La arquitecta Amanda Burden fue jefe de planificación urbana de Nueva York bajo la administración Bloomberg y encabezó el rediseño estructural que sufrió la ciudad tras el atentado del 11S. En su conferencia “How public spaces make cities work”, Burden cuenta detalles sobre cómo reconvirtieron el High Line Park, uno de los proyectos urbanísticos más innovadores sobre el aprovechamiento del espacio público. Anclado al oeste de Manhattan (en el meatpacking district), es un espacio de más de dos kilómetros de vías de ferrocarril abandonadas en 1980 y convertido en un basural. Burden y su equipo lo transformaron en un parque de usos múltiples en las alturas, con más de 12 accesos diferentes e inaugurado en 2009. La iniciativa arquitectónica trascendió a la obra en sí, contribuyó a revalorizar la zona y elevó el valor de las casas y los comercios cercanos. Hoy la zona es un polo gastronómico y artístico y una de las más cool de NY, visitada tanto por residentes como por turistas. Empresas como Google instalaron allí sus oficinas. Pero también es uno de los espacios más codiciados y disputados por millonarios proyectos que quieren instalar tiendas y shoppings comerciales. “No importa cuán importantes y exitosos sean los espacios públicos. Nunca se los puede dar como algo seguros que siempre estarán ahí. Hay que defenderlos”, aseguró Burden.

La tecnología también ha creado nuevos espacios públicos no físicos, es decir, que nacen de manera virtual en las redes (web, 3G, etc) pero se reproducen físicamente en diferentes puntos de las ciudades. La movida Social Street (www.socialstreet.it) es un ejemplo. Fue creada hace dos años por Federico Bastiani, un italiano de 37 años graduado en Economía que vive en Bologna. Cuando se mudó, creó el grupo cerrado en Facebook “Residentes de via Fondazza”, la calle histórica de unos 500 metros de largo. El objetivo fue entablar relaciones sociales con sus vecinos desconocidos y generar un sentido de comunidad. Solidaridad y colaboración, proyectos, eventos, ideas, descuentos en comercios y otras iniciativas surgieron a partir de su idea. Hoy ya existen unas 365 Social Street en todo el mundo que involucran a unas 20.000 personas de ciudades de Francia, Nueva Zelanda, Croacia y Brasil, entre otros países.

Leer Más
27 February 2015

Un sistema operativo para las casas inteligentes

(columna publicada en El Cronista el 13 de febrero de 2015)

casas inteligentes samsung monaco 13 febrero 2

Una de las últimas tendencias tecnológicas más fuertes es la Internet de las cosas (“Internet of Things” en inglés, IoT), que significa dotar a todos los objetos posibles con sensores, conectarlos entre sí y con nuestros dispositivos como celular y tablet para gestionarlos remotamente, recibir la información de esos objetos, almacenarla, gestionarla y tomar decisiones a partir de sus resultados. Desde las zapatillas que nos indican cuanto corremos o una puerta hasta electrodomésticos, semáforos, relojes, cepillo de dientes, ropa, juguetes, muebles, autos, lámparas, etc. Todo lo que pueda ser conectado, será conectado. Esto ya es una realidad. Pero ahora el tema clave ya no es ese sino el cómo se conectarán las cosas. Es decir, qué tipo de conexión y bajo qué protocolos y sistema operativo (software) lo harán.

En ese sentido, la coreana Samsung ya dio el primer paso con determinación y lanzó Tizen, el nuevo sistema operativo para unificar el funcionamiento de todos los productos que tiene dando vueltas en el mercado: celulares, tablets, cámaras de fotos, impresoras, televisores, heladeras y otros electrodomésticos. Es decir, se trata del sistema operativo que será la base para desplegar su estrategia clave: el hogar inteligente. BK Yoon, el actual CEO y Presidente de Samsung, puso especial foco en esta tendencia y por eso los coreanos compraron a mitad del año pasado la empresa SmartThings que entre otras cosas, permite unificar los estándares de conexión entre los objetos en un solo “hub”, un especie de enchufe de energía ubicado dentro del hogar y controlado desde el celular. Prender una lámpara a distancia será algo común en poco tiempo. En ese camino también va Google, que compró los termostatos inteligentes Nest (de Tony Fadell, un ex Apple creador del iPod) en 3200 millones de dólares.

Leer Más
16 February 2015

¿Por qué un libro grati$?

ebook-preview-1

Desde diciembre del año pasado, mi último libro “Futuro Inteligente” está disponible para bajarlo gratis y completo desde el sitio www.futurointeligente.com.ar
Muchos me preguntan por qué lo puse gratis en la web. Y entonces escribí dos de las razones principales:

1) Dinero

Gané mucho más dinero por un libro que regalé, que por los tres anteriores que publiqué con una editorial en forma tradicional. El sitio donde se baja el libro tiene sponsors. Son empresas que estuvieron interesadas en poner su marca ahí por los temas que toco en el libro y por el perfil de las personas que se lo baja.

Las editoriales trabajan de esta manera: se quedan con el 90% del valor de cada ejemplar. Es decir, si un libro cuesta en una librería $150, el autor recibirá (cada seis meses) apenas $15 por cada libro vendido. El resto del dinero que pagaste ($135), se lo reparten entre la librería, el distribuidor y la editorial. Un negocio redondo… pero no para el autor. Por eso cuando me preguntan cuál es mi ganancia si regalo el libro, sonrío. Publicando en una editorial NO se gana dinero, salvo que vendas 20 mil o 50 mil ejemplares, pero no es mi caso ni el de la enorme mayoría de los autores.

La versión digital de un libro para leer en kindle y iPad ronda entre los $50 y los $100 en sitios como BajaLibros.com. Un precio excesivo teniendo en cuenta que, en este caso, la editorial no tiene costos de papel, ni de impresión, ni de distribución ni tampoco de librerías (aunque increíblemente los libreros también cobran su porcentaje por cada descarga digital (!).
¿Entonces por qué cobran tan caro un archivo? Nadie lo sabe.
Hay más incongruencias en la industria, pero no me interesan analizarlas en detalle. Solo doy una más como ejemplo: Si el lector compró un libro en papel en la librería pero también quiere leerlo en su Kindle o iPad, deberá pagar la versón digital. ¡Pagará de nuevo por el mismo contenido que ya pagó! Suena tan demencial como comprar un agua mineral para tomar en vaso pero si queremos tomar el agua en otra copa, deberemos comprar una botella nueva.

Los libros de papel venden muy poco comparadas con las cifras que se manejan en Internet. Un libro como Futuro Inteligente editado en papel puede llegar a vender, con mucho viento a favor y mucha “prensa” (difusión en los medios), entre 1500 y 4000 ejemplares. Eso en la industria se considera un buen número. Pero la versión digital del libro ya fue bajada por más de 15 mil personas en menos de dos meses, sin contar en ese número a las personas que redistribuyen el libro por mail, lo suben a sus blogs, sitios, etc.
Y el libro solo tuvo difusión desde mi cuenta de twitter (@zanoni), mi blog y mi espacio en Facebook. El resto fue “boca a boca”, ayuda de muchos tuiteros y de los periodistas colegas que se enteraron del libro y lo publican en sus medios.

Lo bajaron hicieron gratis, es cierto. Pero yo prefiero que mi libro se lea mucho y no cobrar regalías antes de que se lea poco y cobrar poco. Si hubiese vendido 1000 ejemplares de papel a $150 cada uno, la editorial me hubiese pagado… $2.250!

Conclusión: para recibir muy poco dinero de una editorial, prefiero regalarlo y que sea leído por más personas.

Otra razón importante: el libro digital llega a más lugares, países y personas que jamás se hubiesen enterado del libro si hubiese sido publicado por una editorial local que solo lo distribuye en Argentina y, en el mejor de los casos, Chile y Uruguay. Pero a mi como autor me interesa mucho más que el libro sea leído por más personas y que circule por muchos países de habla hispana. Con mis dos libros anteriores sobre tecnología (El Imperio Digital (2008) y La gran manzana (2012), también disponibles gratis y online), recibí (y aún hoy recibo) una gran cantidad de e-mails de personas que lo leyeron en España, México, Colombia, Ecuador, Uruguay, etc. Incluso profesores y alumnos de colegios y universidades, que me contactan por twitter para contarme que lo leyeron, etc.

2) Nuevas modelos

La segunda razón es más conceptual y tiene que ver con apostar a los nuevos medios y a las nuevas maneras de hacer negocios. Es decir, si hablo del futuro en conferencias, en empresas, en universidades y pregono en donde puedo que se debe intentar y buscar hacer las cosas de una manera diferente y creativa, creo que tengo que empezar con mis propios trabajos. Probar conmigo mismo. Ser mi beta. Mi propio cliente.
Quienes me conocen y me leen, sabrán que hace ya varios años creo y escribo a favor de la desintermediación de los contenidos para que los autores se comuniquen directamente con su público vía twitter, facebook, e-mail o lo que sea. Hagas cine, dibujos, poesía, diseños, ropa, música, apps, software, robots, lo que hagas. Creo que es un momento ideal para expresarnos como queremos usando el software que anda girando por la Web. Producir contenidos sin mega-empresas ni empresarios ni abogados en el medio que nos digan que podemos hacer, cuando, donde y como para quedarse con la mayoría del dinero. Con Internet no necesitamos “distribuidores” porque los libros van por banda ancha, no por camiones.
Creo en la libre circulacio?n de los contenidos en la Web y desde hace muchos an?os que pongo todo online para que sea consumido por los que quieran. Después yo me ocupo de ganar dinero para vivir; no quiero trasladarle ese problema al lector ni estafarlo con 300 pesos por algo que vale 50 de costo. Creo que si es contenido de calidad, alguna empresa pagará para apoyarlo.

Colaborar. Porque de la misma forma que me nutro de muchísimo contenido gratuito que circula por la web, también deseo que el material que produzco le sirva de inspiración o referencia o entretenimiento (o lo que sea!) a alguien que, mientras lo lea en algún lado del mundo… pum! Se le ocurra algo nuevo.

Leer Más
3 February 2015

La batalla del movimiento

(columna publicada en la revista Wobi en la edición de febrero 2015)

batamovi

“La gente funda la ciudad para salir de la casa y encontrarse con otros que también han salido de la suya”. José Ortega y Gasset

Las megaciudades avanzan. Se trata de aquellas urbes metropolitanas que reúnen a más de 10 millones de personas. En 1950 había apenas dos: New York y Tokio. Hoy hay unas veinte y se estima que para 2030 la cifra trepará a cuarenta. Por el crecimiento de la tecnología portátil, el habitante de la ciudad es cada vez más móvil y recorre diariamente mayores distancias que hace un par de décadas. La movilidad urbana nos permite trasladarnos de un lugar a otro para comunicarnos y para adquirir bienes y servicios, estudiar, trabajar, pasear, etc. Para eso utilizamos cualquier medio de transporte, privado y público: auto, moto, subte, tren, taxi, colectivo, barco, bicicleta, skate y también a pie. En la actualidad, tanto emprendedores y empresas, como ONGs y gobiernos de las ciudades más avanzadas del mundo, buscan con urgencia alternativas innovadoras e inteligentes a esos medios, que aseguren a los ciudadanos un traslado más rápido, eficiente y seguro y que además, contribuya al cuidado del medioambiente y a la productividad del pasajero en los tiempos de traslado y espera.

El emprendedor sudafricano Elon Musk (PayPal, Tesla Motors, SpaceX) trabaja en el proyecto bautizado Hyperloop, que propone trasladar personas y mercancías a través de una especie de tren con forma de cápsula para veinte personas que viaja por un tubo de aire y vacío de baja presión que, en teoría, podrá superar hasta cuatro veces al tren de alta velocidad. Su primer objetivo es cubrir los 560 kilómetros entre Los Ángeles y San Francisco en… media hora!

El transporte del futuro será eléctrico. El proyecto de la canadiense Bombardier (líder mundial en la fabricación de trenes y aviones) busca poder cargar baterías de colectivos y tranvías eléctricos de manera inalámbrica mientras estén en movimiento, es decir, sin necesidad de paradas y pérdidas de tiempo. También en esa línea, investigadores del instituto alemán Fraunhofer-Gesellschaft desarrollaron AutoTram, un vehículo 100% ecológico de transporte público que funciona a baterías de litio. Es parecido a un tranvía y maniobrable como un colectivo. La iniciativa junto a muchas otras se enmarcan en el ambicioso proyecto Sistema de Autobuses Europeos del Futuro (EBSF.ue) financiado por la Unión Europea y destinado a siete ciudades, entre ellas, Madrid, Roma y Budapest.

Los sistemas BRT (Bus Rapid Transit) ya interactúan con servidores en la nube que producen Big Data en tiempo real. De esa forma el pasajero planifica sus trayectos y frecuencias mediante apps instaladas en sus móviles o desde pantallas ubicadas en las terminales.

El tren también escala posiciones en el ranking de las mejores opciones interurbanas por su bajo costo, su velocidad y eficiencia. La primera línea de ferrocarril interurbano en unir dos ciudades fue inaugurada en 1830. De esta manera, Liverpool y Manchester quedaron comunicadas y en la historia. Hoy sigue presente para entrar y salir a las mejores ciudades. Los mejores aeropuertos del mundo pagarían fortunas para que el tren de las ciudades llegue hasta la zona de arribos y partidas de los aviones. Sin embargo, en Buenos Aires, el tren que pasa cerca de la zona del Aeroparque Metropolitano, no frena allí. Lujos propios de una pésima planificación.

¿Y los autos? La tienen complicada. Casi todos los expertos coinciden en que no sirven, contaminan el medio ambiente y provocan la congestión del tránsito. Hay unos dos mil millones de autos, casi todos dentro de las grandes ciudades. Se estima que si la velocidad de compra y venta de autos no disminuye, la cifra se duplicará en 30 años. Helsinki, la moderna capital de Finlandia, puso en marcha el mes pasado un ambicioso plan para que en 2050 la ciudad esté “libre de autos”. Mientras tanto, como quedó demostrado en el reciente CES de enero en Las Vegas, las principales automotrices como Mercedes Benz, Toyota, Audi, Ford y BMW dan pelea con autos eléctricos e “inteligentes” que se manejan solos. Demasiado poco para sentarse a la mesa chica donde se discute el futuro de la movilidad urbana.

Leer Más
29 November 2014

Futuro inteligente

futuro-inteligente-tapa

Con mucho placer les cuento que mi cuarto libro Futuro Inteligente ya está disponible para bajar GRATIS y completo en www.futurointeligente.com.ar

A cambio del libro no les pido su dinero ni su amor, sino algo muy simple: que lo difundan entre sus contactos, amigos, colegas y personas a quienes les puede resultar interesante.

*Gracias enormes a todas las personas que contribuyeron para que esto sea posible: entrevistados de diferentes lugares y empresas del mundo, colegas, gente de prensa, a los sponsors que apostaron a mi idea de ponerlo gratis para bajar, los chicos de KinKon que hicieron el sitio web, a Juli Calderazi que armó los archivos digitales, a mi amigo Augusto Costanzo por la lindísima tapa, a Albert Alsina Ferrando por las excelentes fotos que me sacó como autor, y como siempre, a mis amigos, mis sobrinos, mi familia y Gaby Larralde.

Estoy agotado y muy feliz.

¡Bajen!

Leer Más
26 November 2014

La bici se conecta

Y ahora las bicis. El mundo “inteligente” no frenará hasta conectar todos los objetos posibles. Cada vez más presentes en las grandes ciudades, las bicicletas ahora incorporan tecnología mediante sensores y aplicaciones. Este modelo se presenta como pionero, se llama Valour y es de la firma Vanhawks. Sale unos 1200 euros.

bici3

 

Esta lindísima bici de fibra de carbono (pesa 7 kilos) tiene un sistema que avisa el recorrido a tomar mediante vibradores ubicados a ambos lados del manubrio.

La bici se conecta a la app del celular (Android y Apple) y avisa qué dirección tomar de acuerdo al mapa preseteado antes de subirnos a la bicicleta. También detecta cuando un auto está demasiado cerca y, por supuesto, registra la velocidad, distancia recorrida, tiempos, calorías, etc.

bici4

Leer Más
15 November 2014

Futuro Inteligente

Les presento la tapa de mi nuevo libro. Fue realizada por el conocido ilustrador Costhanzo, quien resolvió muy bien la difícil misión de resumir todos los temas del libro en un solo lugar: internet de las cosas (IoT), Big Data, impresoras 3D y Ciudades Inteligentes (smart cities).

tapa FUTURO INTELIGENTE final

Este libro es muy especial ya que es el primero que publico de manera independiente, es decir, sin editorial. Si bien mis libros anteriores también se pueden bajar gratis, creo que con este llegó el momento de ir un paso más y romper definitivamente con un intermediario que no solo se queda con el 90 por ciento del precio de venta (dejándole solo el 10% restante al autor que lo escribió) sino que  por motivos muy ajenos a los autores (distribuidores, imprenteros, otros libros, prensa, libreros, etc), sólo tiene trabas burocráticas que impiden que el libro se pueda vender. Por muchos motivos más que no vienen al caso ahora, creo que llegó el momento de lanzarlo de esta manera. A mi manera.

Es por eso que en pocos días estará listo un sitio web para que cualquiera descargue el libro completo y en forma gratuita. Sí, gratis. Me interesa que todos los que quieran leerlo puedan hacerlo. Se podrá bajar para leerlo en tablets (Android y iPad de Apple), celulares, PC y Mac (en PDF), etc. A cambio de nada. Solo les pido que contribuyan con su difusión, para que el libro llegue a la mayor cantidad de gente posible. Algo que, en definitiva, es mucho más importante para mí como autor que recibir unos (muy) pocos pesos de parte de una editorial.

Para los que quieren leerlo en papel, habrá una edición especial de 500 ejemplares que imprimiré por mi cuenta. Para conseguir uno hay que reservarlo vía email. Les aconsejo apurarse porque ya recibí unos 200 pedidos. El libro en papel tiene un valor de $200 (y 2x $300 y 4 x $500).

Leer Más
12 November 2014

Kevin Spacey y el Big Data

¿Ustedes vienen a Las Vegas a las ocho de la mañana para hablar de Big Data y análisis de datos? Están enfermos”, arrancó Kevin Spacey el miércoles, en la última jornada de la conferencia anual IBM Insight 2014 que la empresa organizó en esta ciudad. El famoso actor, productor y director norteamericano fue el invitado estrella que subió al escenario de un estadio repleto para contar su experiencia como productor de la serie House of Cards y el uso de tecnología. ¿Pero qué relación hay entre datos digitales y la serie? Mucha.

Kevin

Cuando Spacey presentó el proyecto de un thriller político en la Casa Blanca fue rechazado por varias productoras de televisión. En cambio, Netflix apostó por la idea y ganó. La decisión se basó en los datos que almacenan y analizan en tiempo real y que generan los más de 40 millones de usuarios abonados al servicio online. Big Data para saber al detalle el comportamiento, los gustos y las preferencias de cada miembro de la audiencia. Netflix puede saber, por ejemplo, qué género prefieren ver los usuarios de una ciudad respecto a otra, según la edad, sexo, etc. O qué actor o actriz buscan las mujeres uruguayas de 40 años. Después pueden cruzar todos esos datos con algoritmos matemáticos. Y así. Miles de variables que luego la empresa usa para detectar tendencias, realizar pronósticos y hacer recomendaciones bien ajustadas a cada usuario. Entonces en el caso de Kevin Spacey, Netflix fue a sus datos y predijo lo que la gente podría querer ver. Sin haber visto ni siquiera el piloto de House of Cards, invirtió 100 millones de dólares para producir los 26 capítulos de las dos temporadas de la serie protagonizada por el ambicioso Frank Underwood. Los datos no se equivocaron: House of Cards fue un éxito rotundo, que ganó tres premios Emmy y logró que los abonados a Netflix aumentaran un 20 por ciento el año pasado. Además quedará en la historia por ser la primera serie en haber sido gestada en base al análisis de Big Data.

“No tengan miedo de abandonar la zona de confort y de agarrar las oportunidades que los análisis de datos les brindan”, dijo Spacey en la charla que duró una hora. Con un gran sentido del humor, el actor hizo un repaso de su carrera para explicar los momentos cruciales de su vida, en donde el riesgo y la audacia fueron fundamentales para su crecimiento como actor profesional.

“En la industria de la TV entramos en la tercera edad de oro. Hay una enorme explosión de creatividad gracias a la velocidad de la tecnología actual. Sin dudas aprendimos la lección que nos dejó la industria de la música. Ahora nuestro desafío es mantener la llama viva de esta revolución en la programación, buscando historias y talentos nuevos”, dijo Spacey, ganador de dos premios Oscar (uno como mejor actor por American Beauty en 1999)

“Netflix analiza a su audiencia, tiene toda la data posible sobre ellos. Cuando les presenté House of Cards, ellos sabían cómo responde específicamente el público a un drama político, al director David Fincher y, afortunadamente, sabían que la gente me conocía a mí. Ellos sabían lo que la gente quiere ver, antes de que lo vea”.

“Ellos confiaron en la historia, en que los actores actúen, los productores produzcan y los directores dirigan y lo más importante: que los guionistas escriban. Nos dieron libertad para contarl a historia de la manera que queríamos contarla. Y lo que este modelo probó es que cuando se confía en los creativos, la cosa funciona”.

sig-data

“Data le permitió a Netflix realizar el cambio y ahora el mundo está siguiendo ese camino que rompe paradigmas. HBO acaba de anunciar hace unos días que para 2015 pondrá sus contenidos online para poder suscribirse por fuera del sistema de cable. HBO! Y también hace unos días CBS anunció que pondrá sus shows más vistos para verlos vía streaming por Internet. Este es el comienzo de la batalla y el ganador será, lo puedo declarar ahora mismo: ustedes”.

Un poco de olfato, otro poco de Big Data. Esa parece ser la fórmula de la industria de la televisión para conquistar el futuro.

House of Cards

Es un thriller político basada en la novela de Lord Dobbs de 1990, dirigido por David Fincher y protagonizado por Kevin Spacey, que también fue el productor de la serie. La serie generó polémica porque desnuda los engranajes privados de la política, los empresarios y los medios de comunicación. Spacey encarna a Frank Underwood, un despiadado y ambicioso congresista estadounidense en Washington y un habilidoso operador político cuyo objetivo máximo es la Casa Blanca. Como guiño, el actor suele romper la llamada “cuarta pared” y en el medio de una escena, mira a los ojos del espectador y le hace algún comentario.

Leer Más
4 November 2014

IBM #ThinkMarketing

Fui convocado por IBM para moderar mañana miércoles 5 de noviembre un “tweetchat” regional sobre el rol del CMO (Chief Marketing Officer) en el mundo digital actual. Ignacio Vaca de Osma (Director de marketing y comunicaciones de IBM) será el orador principal.

¿Te sentís preparado para utilizar Big Data en tu empresa?
¿Cómo puede potenciar tu trabajo Social, Mobile, Cloud, Big Data & Analytics?
¿Qué opinan quienes lideran el cambio?

Te esperamos mañana miércoles 5 de noviembre a las 11 hs. Ingresá en twitter y seguí la conversación en el hashtag #ThinkMarketing

B1mki2bIIAE4oFc.jpg-large

Leer Más