Category Archives: TV

16 January 2015

El cable se muda a la web

Lalo 2

El avance de la banda ancha, el aumento de televisores inteligentes con sistemas operativos y aplicaciones similares a los que se instalan en los smartphones y el cambio en las costumbres de los consumidores produjo un sismo en el corazón del negocio del cable, que observa cómo su época dorada se va pixelando lentamente pero sin pausa.

Sobre todo en las nuevas generaciones, ahora millones de personas eligen ver contenidos por la Web y en cualquier pantalla. Las fuentes pueden ser YouTube, Netflix, Apple TV o cualquier otra plataforma. Datos de la investigadora eMarketer indican que ya cerca de 10 millones de hogares estadounidenses ven TV solo mediante un abono de banda ancha.
La pelea por el negocio, entonces, se dará en varios frentes en simultáneo. Por un lado entre las señales y las empresas de cable. Por el otro, en la industria de los fabricantes de televisores y por último, en el terreno de los contenidos, que serán cada vez más on demand, exclusivos y “originales”.
El enorme éxito de House of Cards, la serie protagonizada por Kevin Spacey y producida íntegramente por Netflix, sirvió de cachetazo para despabilar a otros jugadores importantes de la industria. Netflix tiene 40 millones de clientes que pagan 8 dólares por mes. La señal HBO, emblema histórico de la industria del cable, ya anunció que este año venderá su servicio de transmisión de video por internet (llamado Go) como un producto independiente. Es decir, que los usuarios podrán contratarlo para ver “Game of Thrones”, por ejemplo, sin tener que pagar todo el abono del cable. Como Netflix. ESPN tiene pensado implementar una estrategia similar. Ya cuenta con su plataforma de contenidos online llamada “Play”, al igual que las señales de la cadena Fox. Y Amazon anunció esta semana que contrató nada menos que a Woody Allen para que escriba y dirija una serie que se verá en su servicio de streaming online Prime Instant Video (que cuesta 100 dólares al año). Yahoo! y YouTube (de Google) también pretenden pisar en el terreno de contenidos on demand.
En el plano local los cableoperadores, con Cablevisión a la cabeza, se encuentran en plena etapa de análisis y testeo de diferentes opciones para llevar por vía digital todos sus contenidos a un sistema multiplataforma. La reciente licitación del 4G está orientada hacia ese horizonte. “No sabemos cuál será el modelo que se impondrá pero nos estamos preparando para estar listos cuando eso ocurra”, me dijo esta semana un ejecutivo de la industria del cable.
Por último, los fabricantes de pantallas necesitan vender. Para eso lanzan modelos cada vez más inteligentes y delgados y de mayor tamaño y resolución. La tendencia ahora es la tecnología 4K (cuatro veces más píxeles que el Full HD), que resulta muy vistosa pero todavía la oferta de contenido para disfrutarlo es muy escasa. Para comenzar a solucionar esa cuestión, la semana pasada durante el CES en Las Vegas, algunos de los fabricantes de pantallas más poderosos como Sony, LG, Panasonic, Sharp y Samsung formaron la “UHD Alliance” con productoras de contenidos como Disney, Fox, Warner Bros, Netflix, entre otras. El objetivo de la unión es financiar y distribuir nuevas series, documentales y películas en calidad UHD (4K), el estándar de resolución que se busca imponer. Cuando haya más contenido, más televisores se venderán, razonan. Hasta el momento Samsung fue el que más televisores vendió con esta definición, según la consultora Display Search.
Inteligente, multiplataforma y por Internet. A continuación, la televisión del futuro.

Leer Más
12 November 2014

Kevin Spacey y el Big Data

¿Ustedes vienen a Las Vegas a las ocho de la mañana para hablar de Big Data y análisis de datos? Están enfermos”, arrancó Kevin Spacey el miércoles, en la última jornada de la conferencia anual IBM Insight 2014 que la empresa organizó en esta ciudad. El famoso actor, productor y director norteamericano fue el invitado estrella que subió al escenario de un estadio repleto para contar su experiencia como productor de la serie House of Cards y el uso de tecnología. ¿Pero qué relación hay entre datos digitales y la serie? Mucha.

Kevin

Cuando Spacey presentó el proyecto de un thriller político en la Casa Blanca fue rechazado por varias productoras de televisión. En cambio, Netflix apostó por la idea y ganó. La decisión se basó en los datos que almacenan y analizan en tiempo real y que generan los más de 40 millones de usuarios abonados al servicio online. Big Data para saber al detalle el comportamiento, los gustos y las preferencias de cada miembro de la audiencia. Netflix puede saber, por ejemplo, qué género prefieren ver los usuarios de una ciudad respecto a otra, según la edad, sexo, etc. O qué actor o actriz buscan las mujeres uruguayas de 40 años. Después pueden cruzar todos esos datos con algoritmos matemáticos. Y así. Miles de variables que luego la empresa usa para detectar tendencias, realizar pronósticos y hacer recomendaciones bien ajustadas a cada usuario. Entonces en el caso de Kevin Spacey, Netflix fue a sus datos y predijo lo que la gente podría querer ver. Sin haber visto ni siquiera el piloto de House of Cards, invirtió 100 millones de dólares para producir los 26 capítulos de las dos temporadas de la serie protagonizada por el ambicioso Frank Underwood. Los datos no se equivocaron: House of Cards fue un éxito rotundo, que ganó tres premios Emmy y logró que los abonados a Netflix aumentaran un 20 por ciento el año pasado. Además quedará en la historia por ser la primera serie en haber sido gestada en base al análisis de Big Data.

“No tengan miedo de abandonar la zona de confort y de agarrar las oportunidades que los análisis de datos les brindan”, dijo Spacey en la charla que duró una hora. Con un gran sentido del humor, el actor hizo un repaso de su carrera para explicar los momentos cruciales de su vida, en donde el riesgo y la audacia fueron fundamentales para su crecimiento como actor profesional.

“En la industria de la TV entramos en la tercera edad de oro. Hay una enorme explosión de creatividad gracias a la velocidad de la tecnología actual. Sin dudas aprendimos la lección que nos dejó la industria de la música. Ahora nuestro desafío es mantener la llama viva de esta revolución en la programación, buscando historias y talentos nuevos”, dijo Spacey, ganador de dos premios Oscar (uno como mejor actor por American Beauty en 1999)

“Netflix analiza a su audiencia, tiene toda la data posible sobre ellos. Cuando les presenté House of Cards, ellos sabían cómo responde específicamente el público a un drama político, al director David Fincher y, afortunadamente, sabían que la gente me conocía a mí. Ellos sabían lo que la gente quiere ver, antes de que lo vea”.

“Ellos confiaron en la historia, en que los actores actúen, los productores produzcan y los directores dirigan y lo más importante: que los guionistas escriban. Nos dieron libertad para contarl a historia de la manera que queríamos contarla. Y lo que este modelo probó es que cuando se confía en los creativos, la cosa funciona”.

sig-data

“Data le permitió a Netflix realizar el cambio y ahora el mundo está siguiendo ese camino que rompe paradigmas. HBO acaba de anunciar hace unos días que para 2015 pondrá sus contenidos online para poder suscribirse por fuera del sistema de cable. HBO! Y también hace unos días CBS anunció que pondrá sus shows más vistos para verlos vía streaming por Internet. Este es el comienzo de la batalla y el ganador será, lo puedo declarar ahora mismo: ustedes”.

Un poco de olfato, otro poco de Big Data. Esa parece ser la fórmula de la industria de la televisión para conquistar el futuro.

House of Cards

Es un thriller político basada en la novela de Lord Dobbs de 1990, dirigido por David Fincher y protagonizado por Kevin Spacey, que también fue el productor de la serie. La serie generó polémica porque desnuda los engranajes privados de la política, los empresarios y los medios de comunicación. Spacey encarna a Frank Underwood, un despiadado y ambicioso congresista estadounidense en Washington y un habilidoso operador político cuyo objetivo máximo es la Casa Blanca. Como guiño, el actor suele romper la llamada “cuarta pared” y en el medio de una escena, mira a los ojos del espectador y le hace algún comentario.

Leer Más
14 October 2014

Camaritas, YouTube y motochorros

(Columna publicada en el diario El Cronista el viernes 10 de octubre)

chicaecmoto

Hace muy pocos años Gastón Aguirre no hubiese tenido sus tristes quince minutos de fama. Pero ahora existen las camaritas que todo lo graban y Aguirre se convirtió en el motochorro más famoso del mundo cuando intentó asaltar al turista canadiense en el barrio de La Boca.
La tecnología está alterando la realidad a una velocidad que impresiona. Toda la novela que se generó después (Aguirre en TV, el “corta la bocha” de Ivo Cutzarida, los debates, etc.) fue posible porque existen las GoPro y YouTube.
Se llaman “cámaras de acción” y nacieron para grabar en primera persona deportes extremos y urbanos pero se vendieron tanto que su uso trascendió la aventura. Hoy se usan para filmar cualquier momento, desde un casamiento o un cumpleaños hasta las vacaciones familiares. Su éxito se debe a varios motivos: facilidad de uso, tamaño diminuto, almacenan varias horas de video en HD, larga duración de batería, resisten el agua, los golpes y el polvo y el fenomenal poder de Youtube, que permite subir y viralizar las imágenes de cientos de miles de usuarios que forman una activa comunidad.
La empresa que creó el nicho de mercado se llama GoPro, fundada hace diez años por Nick Woodman, un surfista de 39 años de Silicon Valley que sin imaginarlo se hizo millonario gracias a su idea. El primer modelo de GoPro se llamó “Hero” y se vendía en algunos locales de surf. Por su tamaño diminuto se podía atornillar en cualquier lado: cascos, manubrios, autos, etc. Pero su éxito traspasó el ambiente y en 2009 el emprendimiento generó 64 millones de dólares. Las ventas se dispararon en los últimos tres años, cuando se vendieron cuatro millones de unidades. La gran marca creada se convirtió en un genérico para referirse a estas cámaras y videos, que generaron una estética nueva y muy típica de la era actual de selfies y redes sociales. Según Forbes, la compañía GoPro está valuada en 2.600 millones de dólares, tiene 500 empleados y cotiza en la Bolsa.
Los buenos números atrayeron a otras empresas como Sony, Ricoh, Contour, HTC y hasta la retro Polaroid. Todas ya lanzaron sus modelos para intentar comer un pedazo de la apetecible torta de Woodman.
La simpática y colorida Cube de Polaroid es ideal para el público adolescente sin muchas exigencias. Cuesta sólo 100 dólares. En cambio la Ricoh WG-M1 es un verdadero todoterreno. Es un poco más grande que las demás pero se la banca mucho porque tiene certificación IPX8. Eso significa que sin carcasa de protección soporta 10 metros de profundidad, temperaturas extremas de frío y calor, caídas de hasta dos metros, etc. Además trae una pantalla de LCD de 1,5 pulgadas. Todavía no llegó a nuestro país.
La japonesa Sony por ahora es la empresa que al parecer tiene más chances de competirle seriamente a GoPro. Lanzó el mes pasado en la feria IFA de Berlín la tercera versión de su muy buena Action Cam Mini (HDR-AZ1VR), que mide y pesa un 30 por ciento menos que las dos versiones anteriores. Su fuerte es el control Live View Remote que viene incluído (antes era un accesorio que se compraba aparte) y se ajusta a la muñeca para ir viendo la imagen que va grabando la cámara. También viene incluida la carcaza plástica que permite sumergirla en el agua hasta cinco metros de profundidad. En nuestro país se vende el modelo AS100, que permite hacer streaming para transmitir contenido en vivo por Internet. El precio es alto: $8.000.
La última novedad en el sector es de la taiwanesa HTC, que presentó esta semana a Re, una mini cámara con forma de periscopio cuya novedad es que graba video en cámara lenta y se conecta al celular (que se puede usar como control remoto) para transferir los videos. Estará a la venta a fin de año en los Estados Unidos a 200 dólares.
Como vemos, llegarán más y mejores camaritas y con ellas, un carrusel infinito de nuevas imágenes en primera persona, intimistas, originales. Crudas y reales. Como las del motochorro de La Boca.

Leer Más
14 July 2014

La barra suena fuerte

Disfruté los partidos del mundial con un soundbar que la gente de Philips me prestó parael torneo. El primer pensamiento que se me cruzó fue “¿para qué?” pero después de usarlo un par de veces e incluso con películas, se me fueron las dudas. La barra reemplaza a los seis parlantes del home theater. No es lo mismo en cuanto a sonido, es cierto. Pero la relación estética-funcionalidades queda saldada a favor del modelo HTL3120.

Veamos:

-Tiene una potencia de 120 Watts. Seis parlantes independientes integrados todos en la misma barra. Y una función llamada “Virtual Surround” que genera el famoso sonido envolvente. No es lo mismo que los parlantes traseros típicos del home theatre pero la sensación está bastante lograda.

-Menos cables. Se conecta por Bluetooth a cualquier otro dispositivo como computadora, celular, etc. Esto es una ventaja considerable ya que podemos disparar música desde el celular (en mi caso con Spotify) y el sonido es excelente. Y el Bluetooth funciona muy bien, se conecta rapido y no tira errores ni con MacBook ni con una Lenovo con Windows.

-Tiene tres puertos HDMI y uno USB por si queremos conectar un pendrive con música. La barra funciona como hub donde todos los dispositivos van conectados al mismo lugar y de ahí un cable HDMI al televisor. En mi caso, el deco de Cablevisión, PlayStation y DVD van conectados a la soundbar.
Además tiene al costado una entrada mini-plug para conectar dispositivos que no tengan bluetooth, como un ipod o cualquier otro reproductor de mp3.

-Algo cómodo es que al prender el televisor, la barra se prende sola.

-El precio de lista es de $1.800

Resumen: una excelente opción para ocupar menos lugar sin perder potencia de sonido y ganar estética.

psoun

maxresdefault

maxresdefault-1

Leer Más
2 February 2014

“Ahora la audiencia tiene el control”

Entrevista a Reed Hastings, CEO de Netflix, publicada en la revista VIVA del domingo 2 de febrero de 2014

netflix

El hombre que entra sonriente con unos Ray-Ban negros a las nueve de la mañana mantiene el mismo espíritu joven y alegre de cuando era un joven vendedor de aspiradoras. Pero ahora Reed Hastings, a los 53 años, maneja el futuro de la televisión. Es uno de los dos fundadores y actual CEO de Netflix, el servicio de transmisión de películas y series por Internet que en poco tiempo dio vuelta la lógica de consumo televisivo. Antes, los programas empezaban a una hora y había que acercarse al televisor para verlos. Con Netflix, uno ve lo que quiere pero también cuándo, cuánto y cómo quiere. También donde, ya que con una conexión a Internet, se pueden ver películas desde el televisor, la consola de juegos, una tablet, un celular inteligente o una computadora. “Estaremos en donde haya una pantalla, incluso en los anteojos”, dice Hastings como advertencia. Tantas opciones y facilidades lograron que la compañía, fundada en 1998 casi como un videoclub tradicional, hoy tenga 30 millones de abonados en los Estados Unidos y otros diez repartidos por el mundo. Cada uno de ellos paga ocho dólares por mes. Saquen sus cuentas. “Y esto es solo el principio”, se entusiasma el CEO y explica que para los próximos cuatro años su compañía planea estar en casi todos los países.

-Hay muchas razones para explicar el éxito de Netflix. ¿Cuáles son las suyas?
-Creo que el bajo precio. Podemos hablar durante horas de muchos otros motivos del éxito pero me parece que pagar menos que una entrada de cine por el abono de todo un mes es una oferta insuperable. Y no es difícil vender un producto si tiene un precio bien bajo. Dejame darte otra razón: la audiencia quiere el control de lo que ve y nosotros se lo damos. Las series nuevas se estrenan todos los capítulos de las temporada al mismo tiempo. El televidente sabe lo que quiere. Otra ventaja más: nosotros no ponemos avisos publicitarios que interrumpan lo que uno quiere ver.

Leer Más
28 January 2014

Gol de Maradona: ni nuevo ni inédito

No conformes con el papelón en el caso del “hacker” de famosos (que no es otro que un chico que recopiló fotos íntimas de famosos que ya existían y circulaban en la web, ver el caso en Periodismo.com), los medios siguen dando información falsa.

Esta vez le tocó a Maradona y su famoso gol contra Inglaterra. La noticia fue esta vez que “apareció” un “nuevo” video “inédito” del gol que “no se conocía”. La toma en cuestión era la que filma el gol desde atrás del arco de Peter Shilton. La “noticia” rebotó en todos los medios online y obviamente, en los noticieros y programas de TV locales y de otros países: Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 18.26.53 Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 18.24.41

Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 18.44.25

Video:

 

Dos simples motivos para darse cuenta que esa toma NO es nueva: 1) El video fue subido a YouTube en abril de 2013, hace ya diez meses. Y al día de hoy (martes 28 de enero) cuenta con más de 410 mil views. Esta no es información oculta ni difícil de descubrir. Está ahí en el espacio del video, en primer plano. 2) Los que tenemos mucho material sobre Maradona, sabemos que esta toma no es inédita ni mucho menos. Corresponde a una repetición de la misma transmisión oficial de la TV mexicana del partido original, que acá en nuestro país salió por ATC. Es decir, esa toma corresponde a junio de 1986, hace 28 años. Miren este video (a partir de 0:33) y verán la misma toma, pero sin el truco del zoom. Es más, si se fijan bien en el video de youtube, al final hay medio segundo donde aparece un joven Mauro Viale, en aquel entonces relator de los partidos del Mundial. Captura: Captura de pantalla 2014-01-28 a la(s) 18.07.52 Entonces, ¿dónde está el “nuevo” video? ¿Por qué es “inédito”? PD: si los medios realmente querían descubrir una toma inédita (o nueva para los medios tradicionales, que no es lo mismo) de aquel gol, hubiesen investigado un poco más en YouTube. En mi cuenta subí hace ya unos años esta toma hecha por una persona desde la platea baja justo del lado del gol de Diego. Esta toma SI es inédita (o poco conocida, a pesar de contar con 17 mil vistas y fue conseguida por la gente del sitio oficial de Diego hace varios años.

Leer Más
19 January 2014

Periodistas de espectáculos en la serie de Pablo Escobar

Aparecieron más periodistas de espectáculos locales en la serie “El Patrón del mal” sobre la vida de Pablo Escobar Gaviria. Además de Jorge Rial y Luis Ventura, en los buzones del diario “El espectador”, se pueden leer los casilleros de: Susana Fontana, Marcela Tauro, Marcela Coronel, Guillermo Blank, Lucho Aviles y Luis Pedro Toni.

Esta es una captura del capítulo donde se ven los nombres de los periodistas argentinos:

elspe

Leer Más
30 December 2013

Rial y Ventura en la serie de Pablo Escobar

¿Qué tienen en común Jorge Rial y Luis Ventura con Pablo Escobar Gaviria? En principio, nada. Pero sin embargo en la excelente serie “El Patrón del mal”, sobre la vida del famoso narcotraficante colombiano Pablo Escobar, hay una llamativa curiosidad: aparecen allí los nombres de los argentinos Jorge Rial y Luis Ventura. La descubrí ayer de casualidad.

Ocurre en un capítulo donde se recrea la redacción del diario “El Espectador”. Allí, en una de las escenas, se asoman los buzones de las correspondencias para los periodistas del diario. Si se fijan con atención entre todos los nombres de los integrantes del plantel periodístico, aparecen los de Rial y Ventura.

rival y ventura

rial2

La serie es una espectacular producción de Caracol Televisión que incluye más de 1.300 actores, filmada para cine en más de 450 locaciones de Miami, Bogotá, Medellín, la costa del caribe y la selva colombiana.

La serie está basada en el libro La parábola de Pablo -considerado por muchos como una de las obras más completas sobre la vida de Escobar y también toma información de varios documentos periodísticos y testimonios reales sobre la vida del famoso narco asesinado en 1993.

Leer Más
15 November 2013

El mundial inteligente

Columna publicada el viernes 15 de noviembre en El Cronista

Ya no es posible pensar en un mundial de fútbol sin televisión. El evento deportivo más convocante del mundo aumenta sus televidentes en cada edición. El primero en ser transmitido en directo fue el de México ´70 y a partir de ahí, cada cuatro años, los mundiales marcan un nuevo record de audiencia pero, además, establecen los parámetros para el recambio tecnológico de los televisores que usaremos.

El de Argentina 78 estableció el inicio de la televisión en colores, el de México 86 popularizó el control remoto y el de Estados Unidos 94 permitió saltar la barrera de las 21 pulgadas. Después llegaron las pantallas planas y los LCD hasta que en el mundial pasado en Sudáfrica se afianzó el High Definition (HD) y se intentó instalar el 3D, que hasta el momento es un rotundo fracaso.

Leer Más
5 November 2013

No tenía contra

Los sábados a la noche, en la casa de mi abuela Ana, en Colegiales, se veía Calabromas. “El Contra” era mi preferido, con Antonio Carrizo de partenaire (y también Fernando Bravo y Sofovich) y su inolvidable ¡Pedro! ¡Mirá quién vino!”. Pero Anibal también competía (“El number one”, “tu ruta es mi ruta”), Renato, Borromeo, el topolino, Batman, el bobero. Tantos personajes entrañables. Y, aunque nunca me sedujo del todo, reconozco que Jhonny Tolengo “el Majestuoso” era una enorme creación (creado a duo con Cacho Vilar en 1984). Para los que crecimos en los ´80, será imposible olvidarnos de su ya legendario pasito, sus canciones, sus tapados de piel blancos, sus anteojos.
Calabró era una metralleta que disparaba personajes y chistes de un humor elegante, limpio y cuidado pero a la vez también muy creativo e ingenioso. Siempre me gustaron sus frases y ahora que con su muerte aparecen varias, las vuelvo a leer y me parecen aún mejores. Calabró era un gran cómico y actor, pero también un enorme escritor y guionista, un verdadero albañil de las palabras y los textos.

Calabró se recibió de locutor en el ISER y por eso empezó su carrera leyendo publicidades (pastillas Valda, tónico Capilena). Estuvo en el programa de turf de Julio Albano (el barón del turf, “que dice lo que ve y no calla lo que siente”). Después entró a la radio como imitador en Farandulandia en 1960 y nunca más paró. Su salto a la TV fue con Telecómicos y su personaje “El Admirador” (quién compuso el tema “La miel es muy pegadiza”) fue el primer boceto de lo que después sería “El Contra”. Fue también un gran actor, aunque nunca piso el Conservatorio.
Cosechó mucha fama, rating (picos de 40 puntos en la década del 80) y dinero pero jamás abandonó su bajo perfil, a Coca, su mujer de toda la vida con quien tuvo dos hijas, ni a sus amigos de La Paternal (Carlos Bilardo, entre ellos), su barrio de la infancia y juventud. Siempre intentó en los reportajes que le hicieron ponerle un manto de cordura y sensatez al histérico mundo del espectáculo: “”Yo estoy operado del rating. Con Calabromas hice 37 y también hice seis. Si me volvía loco con 37 me tendría que haber suicidado cuando hice seis”, dijo alguna vez.

Otra curiosidad: nunca salió del país porque le tenía terror al avión. Sus veranos consistían en eternas temporadas en Mar del Plata, jugando al truco en Playa Grande y siempre dispuesto al autógrafo y a la foto con quien se lo pidiera. Calabró era un tipo popular que nunca se alejó de la gente. “Todos me dicen Maestro, pero nadie me pide clases”, dijo en 1999, ya retirado y sabiendo que vendrían años de homenajes y palmadas pero poco trabajo.
Hoy a los 79 años murió Juan Carlos Calabró. Se fue un grande, aplaudamos de pie.

Leer Más