Tag Archives: maradona

21 November 2008

El libro de Guillermo Cóppola

Como ven en la foto, Guillote Cóppola acaba de firmar el contrato con la editorial Planeta para publicar un libro sobre su vida el año próximo. Todavía no hay nombre (se baraja Guillote o Capa Bianca) y el mes de salida sería en julio para el Día del Amigo. En la foto aparecen el director editorial de Planeta Ignacio Pereyra Iraola (izq, de negro) y Guillermo Otero (camisa blanca), el editor que después de largos meses logró convencer al ex representante y amigo de Maradona, quien estuvo al lado del ídolo en sus mejores (y peores) momentos. Anécdotas tiene de sobra. ¿Las contará todas?

n788233489_983325_8346.jpg

Leer Más
4 November 2008

Adelanto Rolling Stone noviembre

12.jpg

El 8 de marzo de 1981, Queen tocó por primera vez en la Argentina, en el estadio de Vélez Sarsfield. Una de las perlitas que se recuerdan de ese show histórico es que Maradona subió al escenario a presentar nada menos que el tema “Another one bites the dust”. Con apenas 20 años, Diego ya jugaba en Boca pero todavía no había salido campeón con la azul y oro. Este es el audio. Escuchen bien porque es imperdible (Fernando Bravo fue el conductor de la transmisión por TV):

Boomp3.com

Después del show, Diego fue a los camarines a saludar a los cuatro integrantes de la banda. Intercambió camisetas con Freddy Mercury (Diego no dudó en calzarse la bandera británica) y si observan bien las fotos, el diez tiene en su mano los palitos de la batería que le regaló Roger Taylor y en el cuello, la corbata finita que usó Freedy en uno de los cambios de ropa del recital.

con-queen-2.jpg

queen.jpg

queen-81.jpg

Leer Más
29 October 2008

El Gran DT

diego541.jpg

Aún a riesgo de que el tiempo y los resultados demuestren lo contrario, la designación de Maradona como director técnico de la selección fue lo mejor que le podía pasar en este momento al plantel. Y también a Diego, a punto de cumplir 48 años, ser abuelo por primera vez y en un momento donde se lo ve desde hace rato tranquilo, recuperado de su adicción a la cocaína y en paz con los suyos y el resto de la sociedad. No es un dato menor que hace muy poco tiempo -tres o cuatro años-, Diego cargaba su obesidad y su adicción encerrado en un psiquiátrico donde llegaron a atarlo para que pueda soportar la abstinencia a la droga. Su vida sigue siendo desmesurada e inesperada, impresionante y única. Y nunca se agota. Ahora le suma otro capítulo apasionante: al frente de la selección.

La AFA hizo justicia con la historia. Nadie hoy por hoy merece el puesto más que Diego. Y muchos dirán que hay muchos que merecen ese puesto (como Bianchi o cualquier otro de los que se barajaron estos días) tanto o más que Maradona porque ganaron más títulos como técnicos y dieron muestras de sobra de saber manejar planteles. Todo eso es cierto. Pero Grondona se dio cuenta de que hoy la selección necesita otra cosa, un golpe de timón, un motivador y un líder a quien respetar y no tanto título local acumulado.

diego77debut.jpg    primer-plano-final.jpg

Leer Más
16 October 2008

Juicios de famosos: Google contraataca

por Paula Carri

Hoy en las oficinas de Google en Puerto Madero, se realizó un encuentro para prensa con el abogado Pedro Less Andrade, Gerente de Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas de la empresa para Latam. La charla tenía una connotación especial por la incipiente batalla legal que podría desatarse en nuestro país debido a las demandas -concentradas casi exclusivamente por el Estudio Leguizamón– de famosos y politicos que presentaron medidas cautelares en la justicia para que sus nombres no aparezcan en el buscador más usado a nivel mundial (aunque Google prefiere no dar nombres, se sabe que Diego Armando Maradona y la jueza Servini de Cubría son dos de los casos más resonantes).

Less Andrade recordó que los intermediarios como Google son una simple vía de comunicación de contenidos. Los motores de búsqueda no generan contenido, sino que muestran los contenidos que han sido generados por terceros y que ellos no tienen control alguno sobre ellos. Comparó a los motores de búsqueda con los catálogos por fichas de una biblioteca. “Los motores de búsqueda no muestran una parte segmentada de la realidad de la red, sino que muestran el contenido de manera objetiva”, sostuvo. Y, por otra parte, alertó que eliminar un resultado de UN motor de búsqueda no garantiza que desaparezca ese contenido de TODA la red.

Leer Más
25 June 2008

Maradona y el Mundial ´78

Con apenas 17 años, Diego Maradona estuvo a punto de integrar el plantel argentino del Mundial ´78. Si César Luis Menotti no lo hubiese excluído pocos días antes, se hubiese convertido en el debutante argentino más joven en la historia de los mundiales. Esta foto es una de las pocas de Diego durante aquella etapa previa, ya que si bien era un chico que la rompía en su club Argentinos Juniors, todavía la prensa no le dedicaba mucha atención. Era un plantel repleto de grandes ídolos: Kempes, Passarella, Gallego, Bertoni, Fillol, Alonso, Tarantini, Houseman, etc. En la foto se lo ve detrás de Menotti el día que el dictador Emilio Eduardo Massera fue de visita a la concentración. Fue el mismo día que Menotti eligió a los tres jugadores que no iban al Mundial. Uno de ellos fue Diego.

maradona78.jpg

Copio a continuación el fragmento de mi libro “Vivir en los medios” (Marea, 2006) dedicado a la exclusión de Maradona:

La frustración

Después del prometedor debut frente a Hungría, Maradona no volvió a integrar la Selección mayor y se dedicó a jugar para su club y para el juvenil argentino. El 15 de febrero de 1978, Menotti convocó a 40 jugadores que integrarían el plantel que jugaría en junio el XI Campeonato Mundial de Fútbol de la FIFA en la Argentina. Maradona fue uno de los convocados y a pesar de ser el más joven del plantel, tenía grandes esperanzas de quedar en la lista definitiva de 22 jugadores. Durante los partidos de preparación, los medios debatían quién sería el número diez titular. El 15 de abril, la Argentina enfrentó a Irlanda y Clarín tituló “Vuelve Maradona y no juega Alonso”.

Leer Más
14 May 2008

Secretos (con)partidos

tapa-secretos-ok.jpg

Los periodistas Tití Fernández y Marcelo Benedetto presentaron el viernes en la Feria del Libro su libro “Secretos (con)partidos”, escrito por a cuatro manos. Se trata de anécdotas, recuerdos y vivencias de sus años cubriendo fútbol. Tiene dos prólogos; uno escrito por Adrián Paenza y el otro nada menos que por Diego Maradona (“A Tití lo conozco desde que era gordo, cuando todavía no cantaba”).

Fue tal vez la presentación más convocante de la Feria que terminó ayer. Estuvieron desde Macaya Márquez Fernando Niembro, el Bambino Veira y Martín Palermo hasta Claudia Villafañe, en representación de Diego.

Acá, algunas fotos:
BubbleShare: Share photosPowered by BubbleShare

Leer Más
11 April 2008

Maradona y Coca-Cola

Tal como anunciamos hace un mes, Diego Maradona vuelve a ser protagonista de una campaña publicitaria en Brasil, esta vez con Coca-Cola para la promo que consta de una votación para ver quien era mejor: él o Biro-Biro, un jugador caracterizado por su juego áspero (estilo Eber Ludueña local).
El spot:

Links:
Maradona y Coca-Cola
Una pesadilla

Leer Más
2 April 2008

Malvinas

genteseguimos.jpg

Durante la madrugada del 2 de abril, la Argentina invadió las Islas Malvinas y le declaró la guerra a Gran Bretaña. Ese mismo día, miles de personas fueron hasta la Plaza de Mayo a ovacionar a Leopoldo Galtieri. Exultante por un patriotismo desmedido, la multitud aplaudió las soberbias palabras del militar: “Si quieren venir que vengan, les presentaremos batalla”.
Margaret Thatcher pasó a la ofensiva y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió que cesaran las ocupaciones y que ambos países se prestaran a la negociación. Mientras tanto, en la Argentina la gente donaba joyas y dinero y tejía ropa para los soldados.
El canal ATC organizó un programa especial conducido durante un día completo por Cacho Fontana y Pinky llamado 24 horas por Malvinas. El programa era para recaudar fondos y, de paso, exaltar el espíritu patriótico de la audiencia. Decenas de famosos se juntaron a cantar el Himno Nacional y donaron objetos personales para los fondos. En representación de Maradona, Cyterszpiller entregó un cheque de cien millones de pesos. Según el libro Estamos en el aire, que repasa minuciosamente la historia de la televisión argentina, aquel programa especial logró reunir algo más de un millón y medio de dólares.
Mientras tanto, la dictadura entendió al fútbol como un elemento indispensable para aumentar el patriotismo que proliferó en la mayoría de la población durante la guerra. La recaudación de algunos partidos amistosos que jugó la Selección fue destinada al Fondo Patriótico de Malvinas. En las tribunas, se llegaron a quemar banderas inglesas y en las cercanías de los estadios se repartieron panfletos con un gaucho argentino (similar a la mascota del 78) pisando a un tigre con la camiseta inglesa. Cuando el equipo entraba en la cancha, la gente coreaba “el que no salta es un inglés” y los jugadores daban saltitos en la mitad de cancha. (…)
El 25 de abril, Gran Bretaña retomó las islas Georgias y estableció una zona de exclusión de 200 millas para delimitar la zona de combate. Sin embargo, el 2 de mayo el submarino inglés Conqueror hundió el crucero General Belgrano fuera de la zona de exclusión con 400 vidas argentinas que se perdieron en el mar. La derrota argentina era inevitable, a pesar de que el canal oficial ATC difundía información falsa.
El 11 de junio llegó al país el papa Juan Pablo II en busca de paz y dos días después la Argentina firmó la rendición en un buque inglés. El 14, una manifestación protestó en Plaza de Mayo porque no aceptaba la derrota y fue duramente reprimida por la Policía.
La Selección nacional llegó al Mundial representando a un país inmerso en la indignación y la tristeza, atravesando una profunda crisis económica y en el fin del período más oscuro y sangriento de su historia.

PERIODISMO NEGRO III
Durante la guerra, la revista Gente tituló en su tapa con la ya famosa frase “Estamos ganando”, mientras Alfredo Astiz les permitía el ingreso a las islas solo a los periodistas que respondían a los intereses de la dictadura. Las noticias y las fotografías eran chequeadas y amoldadas a conveniencia del Estado Mayor Conjunto, que también presionaba a los corresponsales extranjeros que trabajaban en el país. Además, entre otras restricciones, no estaba permitido informar sobre las bajas argentinas. Los medios se dedicaban entonces a ridiculizar la figura de Margaret Thatcher mediante fotografías trucadas y títulos explosivos.
El Gráfico cambió su tradicional logotipo rojo y blanco por otro con los colores de la bandera argentina y donó mil ejemplares para los soldados en guerra. “Junto a cada revista vamos todos nosotros. Un abrazo, hermanos argentinos”, decía una de las editoriales. Cuando la derrota fue un hecho consumado, la misma editorial escribió: “La vida continúa. Falta ahora que nuestro cielo y nuestro mar se limpien de avasallantes intrusos vestidos de soberbia y sinrazón”. Por su parte, el semanario Somos tituló pocos días después de la invasión del 2 de abril: “Ganamos. ¿Y ahora qué?”.
Buena parte del periodismo cuestionó la presencia del equipo argentino en el Mundial mientras su país se encontraba en guerra. “Lo hemos conversado mucho con los muchachos y lo que podemos aportar desde allá es jugar lo mejor posible para alegrar a nuestros soldados”, dijo Maradona.
A pesar de las críticas, el 28 de mayo la Argentina viajó a España y se alojó en la bella ciudad de Alicante. El día del arribo, Menotti dio una conferencia de prensa sólo para medios extranjeros y cuando se le preguntó por la guerra en Malvinas, dijo que estaba orgulloso de que en su país “se presente una unidad nacional” y que “por primera vez se plantee una lucha abierta contra el colonialismo y el imperialismo que ha sojuzgado permanentemente a la América latina”. También, en otras declaraciones, Menotti afirmó que “desde nuestro humilde puesto debemos intentar darle al mundo a través del fútbol, una imagen cabal de lo que somos”.
En el vuelo hacia España, periodistas de El Gráfico le entregaron a Maradona una carta escrita por un soldado argentino en Malvinas. La revista publicó la carta y la foto de Maradona leyéndola.

(extracto del libro “Vivir en los medios. Maradona off the record“, Marea, 2006)

Leer Más
14 March 2008

Francis

con-cornejo.jpg

Francis Cornejo y Diego Maradona en la época de Los Cebollitas

Hace 13 años entrevisté a Francisco Cornejo. Fue mi primer reportaje periodístico y, por supuesto, no tenía experiencia. La nota no era para ningún medio, sino para una pretenciosa idea: la biografía de Diego Maradona, que nueve años después terminaría siendo mi libro Vivir en los Medios. Me acuerdo que estrenaba el grabador -que todavía uso- y los nervios me superaban. Fui hasta el Parque Roca, en Villa Soldati, donde el descubridor de Maradona seleccionaba chicos para las infantiles de Argentinos Juniors en un descampado con canchitas sin pasto ni arcos. Eran las tres de la tarde de un día nublado y frío. A Francis lo había ubicado a través de la guía telefónica -muy efectiva, aún hoy- y me había atendido su madre, que en ese momento tenía 88 años. Vivían juntos. Era bajito, canoso y muy prolijo. Por momentos, en la entrevista, se emocionaba hasta las lágrimas recordando su gran obra: Los Cebollitas, aquel ya mítico equipo de Diego, que a principios de los ´70 ganaba todos los torneos que jugaba. Francis se enojaba con el olvido general, porque nunca nadie lo había reconocido como merecía y porque no le habían pedido permiso para usar el nombre para el programa infantil que en ese entonces iba por Telefé. Nunca cobró un peso por haber descubierto al mejor futbolista de la historia. “Soy pobre, pero jamás le pedí nada a nadie porque yo sólo tengo que agradecerle a Dios haber sido el primer entrenador de Diego”, me dijo.
Cornejo murió ayer a los 76 años. Lo que sigue son algunas partes de aquella entrevista, que por supuesto nunca olvidaré.

-¿Cómo llegó a sus manos Maradona?
-Bueno Diego llega de una forma inesperada porque siempre recalco que yo tenía la división prácticamente formada, la división categoría 60. Y estaba conforme con esa división porque había juntado unos buenos elementos. Un pibe que se llama Goyo Carrizo, que usted ya lo debe haber oído nombrar, un jugadorazo, el mejor que lo acompañó a Diego en toda su trayectoria de toda su vida. Yo le seguí todos los pasos a Diego y con ninguno hizo paredes como con él. Bailaban en la cancha. El pibe me dijo que en el barrio suyo había un amiguito que jugaba mejor que él. Pero ¿usted sabe cuantas veces le dicen a uno que tal o tal jugador es bueno? Pero como yo probaba siempre, le dije que lo traiga. Nunca dejé de probar. Pero no le creí… Goyo era una estrella. Él y Claudio Rodríguez eran terribles. Bueno, vienen y aparecen. Es el destino. Diego tenía 8 años, 8 años y medio. Y bueno, hago la practica y viene la sorpresa. No hacía falta ser muy inteligente para darse cuenta que este era un pibe distinto. Era tan distinto que con mi amigo Don José Trotta, dudamos que sea de la categoría 60. Pensábamos que era mayor. Las cosas que hacía Diego eran de otra categoría. Era muy superior. Nos impresionamos. Sabíamos, por la experiencia, que a veces vienen pibes chiquitos a probarse que resulta que tiene como tres años más. Eran enanos. Entonces nos dijimos: “este debe ser un enano”. Te lo juro, creíamos que era un enano. Pero también pensábamos que si llegaba a ser cierto, me lo mandó Dios a éste. Le pregunté: “¿ Trajiste los documentos, nene?” Y me dice: “No, los tengo en mi casa”. Ahí nomás pensé: “Chau, éste es un enano”. “¿Estás seguro de que sos clase 60?, le pregunté; “si, mi mamá tiene los papeles en mi casa”. Ahí comenzó la historia de Diego.

-¿Cómo se siente frente al título de “descubridor” de Maradona?
-Yo me siento como el tipo que sacó la lotería. No me pongo en el logro personal, a mí me cayó del cielo. Si tuviera que destacar algo en mí al respecto en esta historia, sería que al ver un fenómeno como este, me dediqué a cuidarlo. Le festejaba los cumpleaños, el sandwich y la Coca no le faltaba nunca, como a los otros pibes tampoco. Lo visitábamos en Fiorito una vez por semana, lo cuidábamos a muerte. Gracias a Dios llegó. Yo me atribuyo, junto a don Trotta, ese mérito. Pero no porque yo sea alguien especial, porque me cayó a mí como si le hubiera caído a otro técnico. Fue el destino. Esto quiero recalcarlo bien. Ningún técnico le va a enseñar jugar a Diego. El jugador nace. Y Diego nació.

Leer Más