Tag Archives: ramos

22 September 2015

Soluciones quirúrgicas

Se presentó el primer libro de cuentos de Gabriela Larralde, una de las mejores escritoras jóvenes locales. El libro de doce relatos ya está en las librerías (Ediciones Zona Borde).11986515_10207247259916231_4530961524682501828_n

El escritor Pablo Ramos escribe en la contratapa:

Con una prosa clara y efectiva Gabriela Larralde trae en estos cuentos los pequeños infiernos de la vida familiar. La mirada de la hija de…, la hermana de…, la mujer de…, van construyendo un personaje que mientras se deshace frente a los demás se hace literatura frente al lector. Doy fe del trabajo enorme y el enorme empeño que Gabriela le imprime a su literatura. Una literatura que acá empieza a dar sus primeros frutos, pero que no va a cesar de evolucionar y reproducirse. No dude lector en comprar y leer este libro, no dude lector en festejar a esta narradora que se suma a la gran tradición argentina de hacer de la narración de un cuento un arte exquisito.

En la presentación, el escritor Horacio Convertini dijo: “Gabriela tiene un arma que usa como un instrumento de precisión: el diálogo. El diálogo a lo Hemingway. Que no explica. Que a veces oscurece, porque lo coloquial se monta en los sobreentendidos que sólo manejan los personajes, y que por eso mismo inquieta. La autora dibuja con pulso de cirujana, ya que hablamos de soluciones quirúrgicas, infiernos mínimos, apenas esbozados, y si me permiten el juego de palabras, apenas embozados. Porque están ahí, se perciben, pero casi no se dejan ver, lo que aumenta el cosquilleo del lector. “¿Cómo es un frío que no se siente?”, se pregunta la protagonista del relato “La altura perfecta”. Y me parece que esta frase sintetiza lo que deja en uno la lectura de los textos de Gaby. Contagia un frío imperceptible. Y la sensación angustiante de que cualquier cosa, cualquier palabra, la menor anécdota, puede contener un drama universal”

Extracto del cuento que le da el título al libro:

No era la primera vez que Papá terminaba en el hospital por alguna de sus actividades de los sábados. Sus fines de semana, nuestros fines de semana, tenían una apariencia de normalidad, pero estaban muy lejos de ser normales. Andar en bicicleta con mi papá no era solamente pasar un rato en la plaza.

Leer Más
25 June 2009

Corazón delator

Una semblanza de Pablo Ramos.
Por P.Z.

suenomurcielagos

I

“Soy un escritor moral. Soy una persona moral: uno primero es persona y luego es escritor”.

Pablo Ramos escribió Cuando lo peor haya pasado mientras estaba viviendo eso que era lo peor: internado, buscando dejar definitivamente el alcohol y las drogas, se volcó sobre una máquina de escribir para exorcizar sus fantasmas. El resultado son once cuentos, once figuras que podrían ser una sola vista a través de un vidrio esmerilado, una misma figura rota en once tipos de soledad.
Cuando lo peor pasó –el libro obtuvo el Premio Casa de las Américas; lo enviaron a concursar sin que él lo supiera– llegaron las dos novelas: El origen de la tristeza y La ley de la ferocidad. Un universo particular que relata las desventuras de la familia Reyes, con un personaje principal muy parecido a Ramos y cuyo nombre, Gabriel, es el mismo que el del hermano de Ramos. La carga de lo autobiográfico no pasa por las peripecias del personaje sino por los sentimientos, angustias, dudas, afectos que lo atraviesan.
El origen de la tristeza es un libro lleno de felicidad. No de alegría: de felicidad. La felicidad a veces puede ser triste. Una infancia que, aun en la pobreza, no deja de ser una aventura idílica a lo Huckleberry Finn. El origen de la tristeza golpea cuando llega el fin de la infancia. En La ley de la ferocidad Gabriel ha alcanzado cierto éxito empresarial, es millonario, pero está alienado, incapaz de relacionarse con los otros. Casi tiene una relación pornográfica con el dinero, con el alcohol, con el sexo. La muerte del padre -un padre con el que se despreciaron mutuamente- lo devuelve a la casa de infancia, lo empuja a reconstruirse. El arduo camino de la salvación llega –tal como le pasó a Ramos– a través de la literatura. Gabriel escribe -se escribe- y se va convirtiendo en otro.

Leer Más
17 April 2009

Adelanto La Mujer de mi vida

lmdmv

Sumario:

“Estar indignado no significa nada. Sólo en algunas circunstancias es una emoción noble. El indignado puede ser el que defiende la dignidad pero también el que respalda las cuestiones más indignas. No es lo mismo sentirse insultado por no recibir un trato igualitario que indignarse por recibir un trato igualitario. Sin embargo, la reacción es igual en ambos casos.”

Leer Más