Tag Archives: smart

29 November 2014

Futuro inteligente

futuro-inteligente-tapa

Con mucho placer les cuento que mi cuarto libro Futuro Inteligente ya está disponible para bajar GRATIS y completo en www.futurointeligente.com.ar

A cambio del libro no les pido su dinero ni su amor, sino algo muy simple: que lo difundan entre sus contactos, amigos, colegas y personas a quienes les puede resultar interesante.

*Gracias enormes a todas las personas que contribuyeron para que esto sea posible: entrevistados de diferentes lugares y empresas del mundo, colegas, gente de prensa, a los sponsors que apostaron a mi idea de ponerlo gratis para bajar, los chicos de KinKon que hicieron el sitio web, a Juli Calderazi que armó los archivos digitales, a mi amigo Augusto Costanzo por la lindísima tapa, a Albert Alsina Ferrando por las excelentes fotos que me sacó como autor, y como siempre, a mis amigos, mis sobrinos, mi familia y Gaby Larralde.

Estoy agotado y muy feliz.

¡Bajen!

Leer Más
18 July 2014

El social media más inteligente

Columna publicada el 18 de julio en el diario El Cronista

fff5555

Ayer se realizó el Social Media Day en Buenos Aires, un evento organizado a pulmón por la periodista Adriana Bustamante y que hace cuatro años reúne a la industria de las redes sociales y la comunicación 2.0. Agencias de publicidad, anunciantes, centrales de medios, herramientas de medición y productoras de contenido, entre otros actores del rubro, se juntaron en la lindísima Usina del Arte para disertar durante todo el día sobre el presente digital y, sobre todo, el futuro.
¿Qué se dijo? Imposible resumir todo lo interesante entre los más de diez paneles, pero hubo de todo. En mi turno, bien temprano, hablé sobre el Futuro Inteligente. Esto es: los objetos, la ropa, casas y autos estarán conectados entre sí y con nosotros para generar datos constantes y cuya información engrosará la nube. Todo ese contenido e información será gestionada y compartible a través de nuestros dispositivos móviles. Esto ya ocurre. Las redes sociales, una vez que nos conectaron a cada uno de nosotros, lo harán con los objetos. Termostatos, pelotas, zapatillas, relojes y anteojos y heladeras. Hasta las plantas ya tuitean! (botanicalls.com). El objetivo final debe ser construir ciudades más inteligentes. Espacios de interacción urbana donde la tecnología sea un puente entre nosotros y contribuya a solucionar los muchos problemas que tenemos y tendremos en el futuro cercano.

En mi mismo panel estuvo Mariano Foier (@foier), quien habló de los nuevos relatos y la intersección entre el Big Data y el storytelling con Lionel Messi como un fiel exponente de las nuevas generaciones. ¿Cuál es el Messi real? ¿El del Barcelona, el de nuestra selección, el de las publicidades o el que corre en la PlayStation? Ya no importa. “Muy pronto las redes rebalsarán de las plataformas e inundaran nuestras vidas”, me explica Foier. IBM también habló de la importancia de los datos. ¿Cómo puede aprovechar una marca la enorme cantidad de información que generamos cada minuto? Mucho de eso se dijo en el panel sobre la “segunda pantalla” en la TV, donde Víctor Tevha de Pol-Ka, explicó detalles de la estrategia de social media que construyeron detrás de la serie Guapas (Canal 13), que es todo un fenómeno en las redes.

Las charlas siguieron durante toda la tarde: periodismo, medios, nuevas plataformas y herramientas para medir el impacto de una acción online, geomarketing, consejos legales para un emprendimiento digital. ¿Cómo se están adecuando las redacciones periodísticas al nuevo paradigma de comunicación mobile? ¿Es necesario seguir hablando del marketing online y off line cuando estamos siempre conectados? ¿Hacia dónde evolucionará la figura del Community manager? ¿Las marcas seguirán enfocadas en Facebook o se mudarán a otras plataformas como Foursquare o Instagram?
Me fui de la Usina pensando en estos y otros temas nuevos mientras el hashtag #SMDayBA se convertía en trending topic de Twitter. Buenos Aires, por un día, fue una ciudad más inteligente.

Leer Más
7 June 2013

Sobredosis de TV

Columna publicada el 7 de junio en el diario El Cronista

Ni en sus sueños más delirantes el físico británico John Logie Baird imaginó en 1926 que, noventa años después, su invento serían pantallas enormes que se conectarían a Internet y se llamarían “Smart TV”. Así bautizaron hoy a los televisores los principales fabricantes de la industria y, aunque son pocos los que saben aún de qué se trata, la tele conectada a Internet es una de las tendencias tecnológicas que más fuerza tomó en los últimos dos años. Si hasta hace poco el televisor era la “caja boba”, en 2013 se trata de una pantalla inteligente y delgadísima que nos ofrece en bandeja cientos de opciones personalizadas según nuestros hábitos y preferencias.
“Aplicaciones” es la palabrita de moda en la industria tech desde que un tal Steve Jobs sacó el primer iPhone, allá por el lejano 2007. Ahora todo son aplicaciones. La TV sigue el mismo concepto que los smartphones: íconos de colores en la pantalla con distintos contenidos.
Hay tanto material audiovisual disponible que, en breve, no sabremos con exactitud si lo que vemos en pantalla es un canal de aire o de cable, un programa en vivo o de hace dos semanas, un video de YouTube u hogareño alojado en una notebook, tablet o smartphone, una serie de Netflix o un video que llega transmitido desde el celular de un amigo que tenemos en Facebook o Skype. Tampoco importa. Ahora la TV es a la carta y mansita a nuestros caprichos: vemos lo que queremos, cuando y como queremos.

Aprovechando las restricciones de la gente para ahorrar en dólares, los principales fabricantes ofrecen televisores de alta gama en cuotas fijas y en pesos. Philips traerá en agosto el televisor “DesignLine” que en diseño corre los límites conocidos: es una lámina de vidrio flotante, sin marco visible ni pie, con un color degradé que va del negro hasta la transparencia total. Apagado, el panel transparente se funde con el ambiente. Ya se presentó en Holanda y otros países europeos. En cuanto a contenido, la empresa trabaja en aplicaciones para Video On Demand (VOD) y Catch up TV, que son algunos de los principales programas alojados en la nube para que el usuario los vea cuando quiera.
“Y tenemos contenidos locales exclusivos: El Trece, Vesvi con más de cien películas gratis, Hoyts Cinema para comprar entradas 2×1 desde el televisor, Gran DT, etc”. explica Ariel Bruzzone, de marketing de televisores en Philips. Para mejorar la interacción con la pantalla, los modelos más altos vendrán con un teclado QWERTY en la parte trasera del control remoto y mejoras en su exitoso (y patentado) sistema Ambilight.
Por el lado de Samsung, acaba de presentar en el MALBA al enorme S9 Ultra High Definition (UHD) de 85 pulgadas que se había llevado varios premios en el CES de enero en Las Vegas. Tiene una cámara que detecta nuestra cara y propone contenidos según nuestras costumbres, la hora del día, etc. También responde a gestos y voz para cambiar de canal y subir el volúmen, hacer zoom sobre una foto, podemos preguntarle si hay un partido de fútbol o algún capítulo nuevo de la serie que vemos habitualmente. Samgung la venderá acá sólo a pedido y a… 350 mil pesos.
Sony trajo a principio de año los primeros modelos Bravia con tecnología 4K (cuatro veces más definición que el HD) de hasta 84 pulgadas. ¿El más caro? unos 100 mil pesos. La empresa japonesa tiene un plus bajo la manga para empujar sus ventas: contenido (películas y fútbol de FIFA), proyectores y cámaras, todo 4K.
La televisión cambió. Ahora son pantallas y nosotros decidimos qué ver.
Cuando era chico, el locutor de Canal 13 decía al finalizar un programa: “Quédese en el trece para ver…”. Ya no hace falta quedarnos. Los programadores somos nosotros.

Leer Más
28 January 2013

Lo que el CES nos dejó

(publicado en el diario El Cronista el 16 de enero)

No va mássssss. Terminó el Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas. Cuatro días a pura tecnología en la ciudad de los casinos y los tragamonedas, donde las principales empresas de la industria mostraron al público y a los medios los productos con los que apostarán sus fichas este año. No hubieron grandes sorpresas pero sí varias novedades que nos dejaron algunas pistas sobre el rumbo que tomará el sector en los próximos meses.
“Pantallas, pantallas, pantallas”, fue el mantra que repitieron todos los grandes fabricantes, que mostraron sus tablets y televisores Ultra High Definition (UHD) o 4K, la palabra de moda este año en Las Vegas. Cada vez más grandes, rápidas y livianas. La cruza de pantallas hace cada vez más difícil (e innecesaria) la división entre televisores, computadoras, celulares y tablets. En pocos meses todas las pantallas de nuestra casa estarán interconectadas para poder ver lo que queramos, cómo, dónde y cuándo se nos plazca. Y también con quién, ya que ahora es posible de ver dos cosas a la vez sin que las imágenes se mezclen con el uso de anteojos especiales. Fútbol y novelas en simultáneo para las parejas y fin de las discusiones por el manejo del control remoto.
En cuanto a modelos de TV, sobresalieron el Led F8000 de Samsung, un smart TV de cuatro núcleos de 85 pulgadas con un diseño elegante y casi sin bordes. También el prototipo Sony Oled 4K de 56 pulgadas y el de LG de 84.
La pregunta obligada frente a tanto tamaño, definición y nitidez de imagen fue por los contenidos, ya que si no existe una atractiva oferta sobre qué elegir para ver, de muy poco sirve gastar tanto dinero para comprar estos nuevos equipos. En ese sentido, Sony se adelantó y mostró sus primeras cámaras que graban en 4K y anunció una serie de contenidos a través de su distribuidora y su plataforma PlayStation Network. Y Panasonic se sumó a Toshiba, Philips (TP Vision) y LG en la “Smart TV Alliance”, un ecosistema para atraer a los desarrolladores y estimular la fabricación de aplicaciones.
Por el lado de los celulares, el CES no dejó mucho porque las novedades se guardaron para el Mobile World Congress de Barcelona el mes próximo. Pero la tendencia son los “Phablets”, una cruza entre celulares y tablets debido a las cada vez más grandes pantallas que traen los dispositivos. El camino trazado por Samsung con su Galaxy Note ahora es seguido por el resto. Habrá que ver si Apple responde a esta incipiente demanda con algo más que su iPad Mini porque la pantalla del iPhone ya quedó chica. La firma coreana sorprendió a todos cuando un ejecutivo de Microsoft mostró en el escenario un Windows Phone con una pantalla Oled flexible bautizada “Youm”. Si bien es un prototipo, el futuro con este tipo de pantallas es muy seductor para aquellos que sueñan con plegar sus dispositivos como un papel y guardarlos en el bolsillo.

También se destacó el Sony Xperia Z, un poderoso equipo con una pantalla de 5 pulgadas con cámara de 13 megapixeles. Además soporta el agua, ya que puede sumergirse hasta dos metros. Ideal para los que van al baño con su celular.
En su ya clásico espacio en el Hotel Venetian, la empresa china Lenovo presentó su móvil K900, con una pantalla de 5, 5 pulgadas, procesador Intel y muy delgado. Prometieron que estará a la venta en la Argentina antes de fin de año.
El sonido y la música también ocuparon un lugar importante en la feria, pero ya sin cables a la vista, con diseños futuristas y varios colores. Por el crecimiento de los dispositivos portátiles, se llenó de todo tipo de auriculares, parlantes inalámbricos (Wi-Fi o bluetooth), docks, etc. Con este tipo de productos, las empresas apuestan a seducir a los más jóvenes.
Un párrafo aparte para la tecnología y la salud, con fuerte presencia en el CES. Se trata de dispositivos y aplicaciones móviles para medir desde el ritmo cardíaco, el stress y la hidratación hasta el colesterol y el azúcar en sangre, pasando por la cantidad de pasos que damos por día o el total de calorías que comemos. Incluso nos mide el sueño mientras dormimos. El mercado de este tipo de aplicaciones y dispositivos se triplicará para el 2016 y uno de sus atractivos es que permiten compartir y comparar los resultados con otras personas en redes sociales para estimular la competencia. Noom, Teemo, Bit Jim, Fitbit son algunas de las más populares de las cientos que ya existen.
Pero los cañones de la tecnología apuntan no sólo a los vagos sino también a los glotones. Para ellos un francés llamado Jacques Lépine se robó la atención con un tenedor digital “inteligente” para adelgazar llamado HAPIfork, que mide la velocidad de los brazos, el tamaño de lo que pincha y el tiempo que masticamos. El cubierto vibra cuando nos metemos demasiada comida a la boca. Por suerte todavía falta para que esta atrocidad llegue a nuestro país. Así que mientras podamos, como decía Tato, vermouth con papas fritas y good show.

Leer Más