Tag Archives: TV

24 October 2014

Todos somos stalkers

La curiosidad mató al gato, pero mantiene vivo al usuario de las redes sociales. Porque si algo trajo la explosión de la llamada Web 2.0 es el fisgoneo virtual. Con un par de clicks o desde nuestros smartphones podemos saber donde están los demás, qué están haciendo, con quién,
qué comen habitualmente, la ropa que usan, los tragos que toman, el nuevo corte de pelo. En fin, todo lo que quieren que veamos. Y de gente que jamás vimos! Podemos saber el día a día y el minuto a minuto, de personas que tal vez no veamos nunca.
Todo está ahí a la vista. Si Andy Warhol viviera, hoy invertiría su famosa frase: “En el futuro, todos vamos a tener nuestros 15 minutos de anonimato”.

La-ventana-indiscreta-una-película-cultural-e-histórica

Creo que todos somos stalkers. Y potenciales víctimas. La diferencia está en el grado. Pero diferenciemos. En realidad stalker, palabra anglosajona, significa acechar y describe un cuadro patológico de quienes acosan obsesivamente a sus víctimas. Primero espían pero después pasan a la acción física como perseguir por la calle, llamadas por teléfono,
envío de cartas, regalos, amenazas en público y privadas, etc.
Sin llegar tan lejos, asumamos que nos gusta espiar al otro en las redes. Saber de la intimidad ajena, a dónde se fue de vacaciones el vecino, el amigo del amigo del amigo, esa chica que nos gusta, ese que no nos da bola. El chisme no es algo propio de esta época digital, por supuesto. Es horrible pero viene de hace muchos años. Muchos! Infinidad de películas (un clásico imperdible: La ventana indiscreta, del gran Hitchcock), series, libros y obras de teatro tocaron el tema de la intimidad y el morbo que genera en el otro. Lo que ocurre es que ahora con Internet todo se potencia y los actuales stalkers trabajan muy rápido, a la velocidad de la banda ancha, y disparan clicks atrincherados detrás de las muros de las redes sociales.

welcome-stalker

Es veneno para un stalker darse cuenta de que la persona a espiar tiene el candadito en twitter o cierra su perfil de Instagram para que solo puedan ver las fotos quien esté autorizado. Por eso pensemos dos o tres veces antes de subir una foto, una frase o un video, si realmente queremos que TODO el mundo pueda ver eso. Podemos ahorrarnos un dolor de cabeza en el futuro porque ya saben que lo que se sube a la web, lo que se comparte con algún amigo vía email, no se borra nunca más.

Y cierro con una frase que alguien me puso en twitter: “No soy tan stalker como pusiste en tu diario íntimo”.

Leer Más
2 February 2014

“Ahora la audiencia tiene el control”

Entrevista a Reed Hastings, CEO de Netflix, publicada en la revista VIVA del domingo 2 de febrero de 2014

netflix

El hombre que entra sonriente con unos Ray-Ban negros a las nueve de la mañana mantiene el mismo espíritu joven y alegre de cuando era un joven vendedor de aspiradoras. Pero ahora Reed Hastings, a los 53 años, maneja el futuro de la televisión. Es uno de los dos fundadores y actual CEO de Netflix, el servicio de transmisión de películas y series por Internet que en poco tiempo dio vuelta la lógica de consumo televisivo. Antes, los programas empezaban a una hora y había que acercarse al televisor para verlos. Con Netflix, uno ve lo que quiere pero también cuándo, cuánto y cómo quiere. También donde, ya que con una conexión a Internet, se pueden ver películas desde el televisor, la consola de juegos, una tablet, un celular inteligente o una computadora. “Estaremos en donde haya una pantalla, incluso en los anteojos”, dice Hastings como advertencia. Tantas opciones y facilidades lograron que la compañía, fundada en 1998 casi como un videoclub tradicional, hoy tenga 30 millones de abonados en los Estados Unidos y otros diez repartidos por el mundo. Cada uno de ellos paga ocho dólares por mes. Saquen sus cuentas. “Y esto es solo el principio”, se entusiasma el CEO y explica que para los próximos cuatro años su compañía planea estar en casi todos los países.

-Hay muchas razones para explicar el éxito de Netflix. ¿Cuáles son las suyas?
-Creo que el bajo precio. Podemos hablar durante horas de muchos otros motivos del éxito pero me parece que pagar menos que una entrada de cine por el abono de todo un mes es una oferta insuperable. Y no es difícil vender un producto si tiene un precio bien bajo. Dejame darte otra razón: la audiencia quiere el control de lo que ve y nosotros se lo damos. Las series nuevas se estrenan todos los capítulos de las temporada al mismo tiempo. El televidente sabe lo que quiere. Otra ventaja más: nosotros no ponemos avisos publicitarios que interrumpan lo que uno quiere ver.

Leer Más
30 December 2013

Rial y Ventura en la serie de Pablo Escobar

¿Qué tienen en común Jorge Rial y Luis Ventura con Pablo Escobar Gaviria? En principio, nada. Pero sin embargo en la excelente serie “El Patrón del mal”, sobre la vida del famoso narcotraficante colombiano Pablo Escobar, hay una llamativa curiosidad: aparecen allí los nombres de los argentinos Jorge Rial y Luis Ventura. La descubrí ayer de casualidad.

Ocurre en un capítulo donde se recrea la redacción del diario “El Espectador”. Allí, en una de las escenas, se asoman los buzones de las correspondencias para los periodistas del diario. Si se fijan con atención entre todos los nombres de los integrantes del plantel periodístico, aparecen los de Rial y Ventura.

rival y ventura

rial2

La serie es una espectacular producción de Caracol Televisión que incluye más de 1.300 actores, filmada para cine en más de 450 locaciones de Miami, Bogotá, Medellín, la costa del caribe y la selva colombiana.

La serie está basada en el libro La parábola de Pablo -considerado por muchos como una de las obras más completas sobre la vida de Escobar y también toma información de varios documentos periodísticos y testimonios reales sobre la vida del famoso narco asesinado en 1993.

Leer Más
7 June 2013

Sobredosis de TV

Columna publicada el 7 de junio en el diario El Cronista

Ni en sus sueños más delirantes el físico británico John Logie Baird imaginó en 1926 que, noventa años después, su invento serían pantallas enormes que se conectarían a Internet y se llamarían “Smart TV”. Así bautizaron hoy a los televisores los principales fabricantes de la industria y, aunque son pocos los que saben aún de qué se trata, la tele conectada a Internet es una de las tendencias tecnológicas que más fuerza tomó en los últimos dos años. Si hasta hace poco el televisor era la “caja boba”, en 2013 se trata de una pantalla inteligente y delgadísima que nos ofrece en bandeja cientos de opciones personalizadas según nuestros hábitos y preferencias.
“Aplicaciones” es la palabrita de moda en la industria tech desde que un tal Steve Jobs sacó el primer iPhone, allá por el lejano 2007. Ahora todo son aplicaciones. La TV sigue el mismo concepto que los smartphones: íconos de colores en la pantalla con distintos contenidos.
Hay tanto material audiovisual disponible que, en breve, no sabremos con exactitud si lo que vemos en pantalla es un canal de aire o de cable, un programa en vivo o de hace dos semanas, un video de YouTube u hogareño alojado en una notebook, tablet o smartphone, una serie de Netflix o un video que llega transmitido desde el celular de un amigo que tenemos en Facebook o Skype. Tampoco importa. Ahora la TV es a la carta y mansita a nuestros caprichos: vemos lo que queremos, cuando y como queremos.

Aprovechando las restricciones de la gente para ahorrar en dólares, los principales fabricantes ofrecen televisores de alta gama en cuotas fijas y en pesos. Philips traerá en agosto el televisor “DesignLine” que en diseño corre los límites conocidos: es una lámina de vidrio flotante, sin marco visible ni pie, con un color degradé que va del negro hasta la transparencia total. Apagado, el panel transparente se funde con el ambiente. Ya se presentó en Holanda y otros países europeos. En cuanto a contenido, la empresa trabaja en aplicaciones para Video On Demand (VOD) y Catch up TV, que son algunos de los principales programas alojados en la nube para que el usuario los vea cuando quiera.
“Y tenemos contenidos locales exclusivos: El Trece, Vesvi con más de cien películas gratis, Hoyts Cinema para comprar entradas 2×1 desde el televisor, Gran DT, etc”. explica Ariel Bruzzone, de marketing de televisores en Philips. Para mejorar la interacción con la pantalla, los modelos más altos vendrán con un teclado QWERTY en la parte trasera del control remoto y mejoras en su exitoso (y patentado) sistema Ambilight.
Por el lado de Samsung, acaba de presentar en el MALBA al enorme S9 Ultra High Definition (UHD) de 85 pulgadas que se había llevado varios premios en el CES de enero en Las Vegas. Tiene una cámara que detecta nuestra cara y propone contenidos según nuestras costumbres, la hora del día, etc. También responde a gestos y voz para cambiar de canal y subir el volúmen, hacer zoom sobre una foto, podemos preguntarle si hay un partido de fútbol o algún capítulo nuevo de la serie que vemos habitualmente. Samgung la venderá acá sólo a pedido y a… 350 mil pesos.
Sony trajo a principio de año los primeros modelos Bravia con tecnología 4K (cuatro veces más definición que el HD) de hasta 84 pulgadas. ¿El más caro? unos 100 mil pesos. La empresa japonesa tiene un plus bajo la manga para empujar sus ventas: contenido (películas y fútbol de FIFA), proyectores y cámaras, todo 4K.
La televisión cambió. Ahora son pantallas y nosotros decidimos qué ver.
Cuando era chico, el locutor de Canal 13 decía al finalizar un programa: “Quédese en el trece para ver…”. Ya no hace falta quedarnos. Los programadores somos nosotros.

Leer Más
26 April 2013

Lanata: El nuevo Neustadt

No es la corrupción kirchnerista. Tampoco son los informes de su programa PPT. Ni los imitadores, ni la sueca Larrson. El fenómeno es Jorge Lanata. La gente lo mira y lo sigue, haga lo que haga, diga lo que diga. Magnetiza a la audiencia con su estilo, sus contradicciones y sus palabras, siempre provocativas.

Lanata es hoy el pararrayos de casi todos los que no simpatizan con el modelo kirchnerista. Es el faro, el nuevo ídolo de los que odian a Cristina, a sus ministros, a la Cámpora y a 678. Es la nueva estrella del Grupo Clarín para fogonear en los medios al gobierno.
También es el principal destinatario de los durísimos ataques de los periodistas kirchneristas, que lo detestan y lo critican constantemente. Le hacen un gran favor: lo alimentan y Lanata se hace cada vez más grande.

Lanata es el nuevo Neustadt.

El domingo su programa tuvo más de 30 puntos de rating. Casi todos la TV habla de él y las principales revistas de esta semana lo pusieron en sus tapas. Lanata es rating, poder, farándula, dinero y denuncias. Good Show!

Leer Más
24 March 2013

“Ya vivimos lo mejor de internet”

Este es el reportaje completo que le hice a Guillermo Fierita Catalano, publicado hoy en la revista VIVA.

Esta nota se hizo en Ushuaia, Las Vegas, San Pablo y New York. A todos esos lugares acompañé a Guillermo “Fierita” Catalano para cubrir diferentes eventos de tecnología. Él lo hizo para su programa Hiperconectados que, gracias a un público fiel, en pocos días arrancará su segunda temporada por Telefé, los sábados a la medianoche. A los 39 años Fierita es una celebridad en Twitter, no sólo por la cantidad de seguidores (al cierre de esta nota llegaba a 834 mil), sino porque es una metralleta de información. Incluso tuitea cuando duerme: deja programados tuits que se disparan automaticamente y que empujan contenido de su sitio Fielinks.com.
También es un apasionado por la tecnología, aunque en realidad, es un entusiasta de casi cualquier cosa. Puede hablar con autoridad de fútbol (fana de Banfield), de medios, de comidas y tragos, de historia, cine, cómics, de Internet, de magia, de política, de juegos y de cualquier otro tema que se le cruce por delante. Su curiosidad no tiene límites y uno se pregunta en qué momento lee tantas materias: “Todas las mañanas leo un extracto (feed) de mis 25 webs favoritas. El resto del día sigo twitter. La clave es seleccionar bien a quién seguir. Libros leo a la noche y en los viajes”.
-¿Cómo nació tu fanatismo por la tecnología?
-Es consecuencia de mi pasión por dos cosas: comunicarme con la gente que no conozco y aprender. A principios de los ´80 mi primo Javier tenía una Spectrum y yo me volvía loco cuando iba a su casa. Nos comprábamos la revista Micromanía y empezámos a programar cosas muy simples en Logo y Basic. Cuando ligué mi primera computadora no paré, me pasaba diez horas por día en la máquina. En el colegio los profesores nos preguntaban a nosotros. Hicimos un software de orientación vocacional en Visual Basic que le vendimos al colegio cuando terminé quinto año.
-Hasta que llegó Internet en los ´90…
-Tenía una XT con módem, nos conectabamos a la red Arpac, a QSD que era un chat de Francia, a Fidonet. En aquellos años conocí a Adrián Korol y a más gente. Formamos una comunidad muy linda en una BBS llamada “Satanic Brain” y llegamos a hackear algunas pavadas. Yo daba ideas, pero no las ejectuaba. Varios de ellos ahora están en Twitter. Después ya empecé en Atorrantes y me metí en el mundo de la tele.
-¿Cómo fue el salto a la TV?
-El trampolín fue que yo hacía magia. En las redes me hice amigo de Korol, que era fanático de Tangalanga como yo, e hicimos un sitio web en homenaje. Empecé con Adrián a trabajar como productor en un teatro a cambio de hacer un show de magia en la obra. Su hermano Diego ya era estrella de Videomatch y fui de meritorio de producción de sus notas. El productor de Diego era el Chato Prada. Era 1996 y Pato Galván estaba buscando gente para su proyecto y ahí me mando, como asistente de producción de Atorrantes. Después al tiempo fui productor y notero.
-Empezaste bien de abajo y con Atorrantes tuviste mucha repercusión, los viajes, el pelo verde. ¿Qué pasó después?
-Durante varios años hice el trabajo de productor en oficinas, documentales, de todo. Hasta que en 2009 llega Justo a Tiempo (conducido por Julián Weich). Pero yo tenía el sueño de conducir un programa propio y el año pasado lo conseguí. Trabajo en televisión hace 16 años e hice todas las inferiores: meritorio, asistente de producción, productor, notero, productor ejecutivo, columnista y finalmente, conductor. Quiero ser un gran conductor.
-¿Que se necesita?
-Conexión con la gente, ser autentico, que la gente te crea y sepa quien sos. Mi referente es Julian Weich, porque maneja muy bien el humor y la espontaneidad. La gente lo quiere. Nunca dice nada que no quiere decir y es muy consecuente con su carrera. Otros que me gustan son Mario Pergolini y Nico Repetto. Rescato también a Juan Alberto Mateiko y a Badía, porque manejaban todos los géneros, sabían a quienes entrevistaban. De afuera me gusta Jimmy Kimmel y Howard Stern.

Nos ponemos a hablar de juegos electrónicos de los ´80 y saltan una gran cantidad de recuerdos y anécdotas. “Lo que pasa con los juegos en la gente de mi generación es que si sabés de lo que estoy hablando, acordamos en algo clave de nuestra infancia. Es una experiencia compartida que en aquella época no se podía compartir porque no habia tanto contacto como hoy con las redes sociales. Mirá, voy a preguntar si alguien jugaba al Emilio Butragueño”. Fierita toma su celular y pregunta en Twitter, lo que genera una inmediata catarata de respuestas nostálgicas.
-La velocidad de Twitter impresiona…
-Sí, es un medio fascinante. Me muestra otras aristas de gente que yo creía conocer, los muestra más humanos. Y además me dio muchos amigos. Mi equipo de trabajo en la productora de contenidos nació de twitter, incluso “Capitán Intriga” (Tomás Balmaceda, que participa en Hiperconectados) y muchos otros. Cuando me aburro voy a Twitter y los leo a todos, sigo a dos mil y pico.
-¿Cómo ves la Internet actual?
-Soy apocalíptico. Creo que ya vivimos lo mejor de internet y de acá en adelante vamos a tener cada vez más restricciones de las corporaciones. Siempre digo medio en chiste y medio en serio que Internet es un error de la matrix. Vamos hacia un esquema mundial de intentar controlar la Web: leyes como SOPA, PIPA, Sinde en España, el desastre que hicieron con Megaupload. Los viejos actores de poder no se bancan no mantener su status quo. No soportan que José Pérez puede tener miles de seguidores e influir más que sus empresas de millones de dólares. Ojalá me equivoque, pero veo un esquema de control muy fuerte. A veces tengo esperanzas en la misma tecnología y en los verdaderos hackers, que son el faro y la luz al final del túnel.
-Pero si bien tenés un fuerte anclaje en lo retro, no comulgás con aquello de que todo tiempo pasado fue mejor…
-No, en absoluto. En los juegos, creo que si comparás un juego viejo con el GTA, me quedo con el GTA toda la vida. Los juegos de Spectrum eran poéticos, pero los gráficos eran muy malos. Ahora tenés muy buenas historias, como Uncharted o God of War. Yo lloré cuando terminé God of War! Te lo digo de verdad, lloré. Por suerte mi vieja no lo sabe.
-Y ultimamente surgió el tema de la privacidad y los peligros. ¿Qué debe hacer una persona para protegerse de un stalker?
-Hay una sola técnica efectiva para evitarlos: no usar Internet. Fuera de eso, lo que se puede es cuidarse de no dar información de más. Si te morís de ganas de contar el nuevo bar que descubriste, no hace falta contarlo cuando estás ahí. Hoy la naturaleza de las redes sociales es la de compartir en tiempo real, pero quizás lo ideal sea elegir qué compartir y, en el caso de Facebook, compartir haciendo grupos ordenados por grado de confianza.
-¿Y los videos íntimos “robados” a diferentes famosos?
-Si se trata de personas públicas la seguridad nunca es suficiente. Lo único seguro es no grabarte. Pero si tenés muchas ganas de verte en el televisor teniendo sexo lo más aconsejable es usar la salida de video de una cámara y el televisor como monitor, sin grabar. Pero creo que gran parte de la fantasía de tener un video hot es correr el riesgo de que alguien lo vea.

Leer Más
1 March 2013

Tinelli es tinellista

En el ambiente de los medios hay una frase que dice que Marcelo Tinelli no es ni opositor ni oficialista: Tinelli es tinelista. La frase es una remake de la que habría dicho el CEO de Clarín Héctor Magnetto: “Clarín es clarinista”.

Lo cierto es que Tinelli es un conductor televisivo, tal vez el mejor y quien más empatiza con el público pero también un habilidoso empresario que sabe surfear las olas de la política para acumular poder.
En los últimos diez años de gobierno kirchnerista, Tinelli siempre tuvo muy claro que no debía irse demasiado lejos del calor oficialista. Pero tampoco quedar pegado al relato K ni convertirse un emblema cultural del modelo. Surfear entre esos dos caminos es muy difícil y hasta el momento lo viene logrando a la perfección, incluso dentro del Grupo Clarín. No hay ningún indicio como para pensar que no seguirá transitando por la misma estrategia.

Repasemos la relación entre Tinelli y el kirchnerismo:

2004: ya presidente, Néstor Kirchner puso su figura, el despacho presidencial en Casa Rosada y el mismísimo sillón de Rivadavia para ridiculizar al ex presidente Fernando De la Rúa (imitado por Freddy Villareal). El spot se vio en ShowMatch y fue muy criticado. En aquellos años el gobierno y Clarín eran amigos.

Ideas del Sur compra radio Del Plata. En abril el presidente Kirchner va la reinauguración en el Hipódromo de Palermo y se abraza con Tinelli, quien lo reportea en vivo desde el escenario. El animador vende la radio a Electroingeniería, una empresa con vínculos kirchneristas.

2007: Tinelli se enojó porque el gobierno le mandó a los sabuesos de la AFIP para revisar las facturas a la productora. Salió con los tapones de punta a responderle al Jefe de Gabinete Alberto Fernández, quien había intentado vincular al caso Skanska a Ideas del Sur (a través de la empresa Sol Group, relacionada al escándalo). El cabezón dijo en su propia radio Del Plata: “¿Será Fernández el (José) López Rega de Kirchner?”

“A mi me encanta el fanatismo de Alberto Fernández por defender esta administración. El mismo ímpetu que le vi para defender a Domingo Cavallo y a Eduardo Duhalde”

“El pase de Borocotó (al oficialismo), ¿quién lo instrumentó? Alberto Fernández. La operación contra Enrique Olivera, el escándalo del Hospital Francés, el manejo de Provincia Salud, la unión con la prepaga del Francés que fue siempre cuestionada. Hay un montón de cosas que vale la pena recordar”

“Cuando alguien habla de facturas truchas es porque alguna vez tuvo contacto con ellas. Fernández debe saber cómo es la operatoria. Seguramente lo debe recordar porque él justamente fue el recaudador de la campaña de Duhalde en el ’99?.

2007: Vuelve la paz entre Tinelli y los K. El conductor y el ex presidente (junto a Cristina) inauguran unas obras públicas en Bolivar y juegan un “cabeza” para los medios.

El club de voley de Bolivar, manejado por Tinelli, recibe dinero en concepto de publicidad oficial.

2009: Con 30 puntos de rating bajo el brazo y gran olfato, Tinelli realiza su mejor jugada política: Gran Cuñado, donde satiriza a todos los políticos en medio de la campaña electoral. Néstor Kirchner pierde en la provincia de Buenos Aires contra Francisco De Narváez, quien logró cierta popularidad gracias a su imitador en Show Match y la famosa frase “Alica alicate”. A diferencia de otros candidatos como Macri y Scioli, Kirchner nunca aceptó ir al piso del programa a interactuar con Tinelli y su imitador (Freddy Villarreal), pero minutos antes del comienzo de la veda electoral, cerró la campaña con Tinelli por teléfono. Muchos kirchneristas están convencidos de la influencia de Tinelli en aquel resultado electoral.

2010: Tinelli va al velorio de Néstor Kirchner y se abraza con Cristina. La foto es una de los símbolos de aquel día.

 2012: Tinelli presiona al gobierno con algunas críticas (blandas). Desde su twitter, en agosto criticó al diario oficialista Página/12 (“Te acordás cuando Página/12 era un diario en serio y la gente lo leía?”) y desde su programa en Canal 13 se refirió al cacerolazo del 8N, a la política cambiaria del gobierno y a la inseguridad.
A fin de año fue tapa de la revista “El Sensacional”, propiedad de los empresarios kirchneristas Szpolski y Matías Garfunkel. Sin pruebas, se metieron con la vida sexual de Tinelli, quien en un hotel casi se va a las piñas con Garfunkel. Tinelli entendió esa tapa como un mensaje de presión y extorsión por parte del kirchnerismo.

Leer Más
28 January 2013

Lo que el CES nos dejó

(publicado en el diario El Cronista el 16 de enero)

No va mássssss. Terminó el Consumer Electronic Show (CES) en Las Vegas. Cuatro días a pura tecnología en la ciudad de los casinos y los tragamonedas, donde las principales empresas de la industria mostraron al público y a los medios los productos con los que apostarán sus fichas este año. No hubieron grandes sorpresas pero sí varias novedades que nos dejaron algunas pistas sobre el rumbo que tomará el sector en los próximos meses.
“Pantallas, pantallas, pantallas”, fue el mantra que repitieron todos los grandes fabricantes, que mostraron sus tablets y televisores Ultra High Definition (UHD) o 4K, la palabra de moda este año en Las Vegas. Cada vez más grandes, rápidas y livianas. La cruza de pantallas hace cada vez más difícil (e innecesaria) la división entre televisores, computadoras, celulares y tablets. En pocos meses todas las pantallas de nuestra casa estarán interconectadas para poder ver lo que queramos, cómo, dónde y cuándo se nos plazca. Y también con quién, ya que ahora es posible de ver dos cosas a la vez sin que las imágenes se mezclen con el uso de anteojos especiales. Fútbol y novelas en simultáneo para las parejas y fin de las discusiones por el manejo del control remoto.
En cuanto a modelos de TV, sobresalieron el Led F8000 de Samsung, un smart TV de cuatro núcleos de 85 pulgadas con un diseño elegante y casi sin bordes. También el prototipo Sony Oled 4K de 56 pulgadas y el de LG de 84.
La pregunta obligada frente a tanto tamaño, definición y nitidez de imagen fue por los contenidos, ya que si no existe una atractiva oferta sobre qué elegir para ver, de muy poco sirve gastar tanto dinero para comprar estos nuevos equipos. En ese sentido, Sony se adelantó y mostró sus primeras cámaras que graban en 4K y anunció una serie de contenidos a través de su distribuidora y su plataforma PlayStation Network. Y Panasonic se sumó a Toshiba, Philips (TP Vision) y LG en la “Smart TV Alliance”, un ecosistema para atraer a los desarrolladores y estimular la fabricación de aplicaciones.
Por el lado de los celulares, el CES no dejó mucho porque las novedades se guardaron para el Mobile World Congress de Barcelona el mes próximo. Pero la tendencia son los “Phablets”, una cruza entre celulares y tablets debido a las cada vez más grandes pantallas que traen los dispositivos. El camino trazado por Samsung con su Galaxy Note ahora es seguido por el resto. Habrá que ver si Apple responde a esta incipiente demanda con algo más que su iPad Mini porque la pantalla del iPhone ya quedó chica. La firma coreana sorprendió a todos cuando un ejecutivo de Microsoft mostró en el escenario un Windows Phone con una pantalla Oled flexible bautizada “Youm”. Si bien es un prototipo, el futuro con este tipo de pantallas es muy seductor para aquellos que sueñan con plegar sus dispositivos como un papel y guardarlos en el bolsillo.

También se destacó el Sony Xperia Z, un poderoso equipo con una pantalla de 5 pulgadas con cámara de 13 megapixeles. Además soporta el agua, ya que puede sumergirse hasta dos metros. Ideal para los que van al baño con su celular.
En su ya clásico espacio en el Hotel Venetian, la empresa china Lenovo presentó su móvil K900, con una pantalla de 5, 5 pulgadas, procesador Intel y muy delgado. Prometieron que estará a la venta en la Argentina antes de fin de año.
El sonido y la música también ocuparon un lugar importante en la feria, pero ya sin cables a la vista, con diseños futuristas y varios colores. Por el crecimiento de los dispositivos portátiles, se llenó de todo tipo de auriculares, parlantes inalámbricos (Wi-Fi o bluetooth), docks, etc. Con este tipo de productos, las empresas apuestan a seducir a los más jóvenes.
Un párrafo aparte para la tecnología y la salud, con fuerte presencia en el CES. Se trata de dispositivos y aplicaciones móviles para medir desde el ritmo cardíaco, el stress y la hidratación hasta el colesterol y el azúcar en sangre, pasando por la cantidad de pasos que damos por día o el total de calorías que comemos. Incluso nos mide el sueño mientras dormimos. El mercado de este tipo de aplicaciones y dispositivos se triplicará para el 2016 y uno de sus atractivos es que permiten compartir y comparar los resultados con otras personas en redes sociales para estimular la competencia. Noom, Teemo, Bit Jim, Fitbit son algunas de las más populares de las cientos que ya existen.
Pero los cañones de la tecnología apuntan no sólo a los vagos sino también a los glotones. Para ellos un francés llamado Jacques Lépine se robó la atención con un tenedor digital “inteligente” para adelgazar llamado HAPIfork, que mide la velocidad de los brazos, el tamaño de lo que pincha y el tiempo que masticamos. El cubierto vibra cuando nos metemos demasiada comida a la boca. Por suerte todavía falta para que esta atrocidad llegue a nuestro país. Así que mientras podamos, como decía Tato, vermouth con papas fritas y good show.

Leer Más
4 October 2012

El ojo feroz

Josefina Licitra escribió este magnífico perfil de Beatriz Sarlo, publicado en la revista YA del diario El Mercurio (Chile) en octubre de 2012.

 

Se olfateaba una batalla. Todos estaban alerta. Beatriz Sarlo –una de las intelectuales más prestigiosas de Argentina y una de las voces que más duramente critican al gobierno kirchnerista- había sido invitada a participar de678: un programa emitido por la televisión pública que, en los hechos, funciona como el principal brazo del gobierno dentro del universo mediático. Que Beatriz Sarlo fuera a 678 era un evento que sólo encontraba parangón en el terreno deportivo: era un duelo. Un Boca-River. Una contienda en la que sólo había dos espacios: el de vencedor y el de vencido.
—No tenía ese registro –dice ahora Sarlo-, hasta que empecé a ver que en Twitter decían “¿dónde es la previa a lo de Sarlo en 678?”. Hablaban como si fuera un partido. Ahí intuí que lo mío era más que una visita.
Sarlo había aceptado ir al programa por una única razón: acababa de publicar un libro, La audacia y el cálculo, que hacía un exhaustivo análisis del aparato cultural kirchnerista y que –entre otras cosas- la emprendía contra 678diciendo cosas como ésta: “Es desagradable visualmente, con un panel integrado por bizarros o pedantes, sin obligaciones con el ritmo televisivo, sin beautiful people, producido en el canal público. Es pura y dura propaganda ideológica”.
—Acepté ir por una cuestión, digamos, de ética del discurso –dice-. Si escribo sobre ellos tengo que ir. Pero no iba con ningún plan.
Cuando llegó vio que detrás de cámaras había periodistas de medios nacionales e internacionales, y ahí terminó de entender la trascendencia del asunto. Entonces decidió no hablar. Se concentró. En los minutos previos a salir al aire, Sarlo no quiso cruzar ni una palabra con los siete panelistas que iban a enfrentarla en ese encuentro aparentemente desigual. Tampoco los observó; evitó mirarlos. La razón era puramente deportiva: Sarlo ve mucho tenis –juega cuatro veces por semana- y sabe que los partidos se juegan en varios terrenos, entre ellos el de la mirada.
—En el tenis los jugadores no se miran: sólo lo hacen cuando se saludan al comienzo y cuando termina el partido. Por lo tanto, cuando querés discutir con alguien y sabés que la cosa viene a ganar o perder, no tenés que mirarlo. Tenés que estar en lo tuyo.
Leer Más